DEVOCIONALES CRISTIANOS MANÁ EN LA WEB:

El ministerio en la web:

Siguenos en la web Siguenos en Facebook Siguenos en Blogger Siguenos en YouTube Síguenos en Twitter Siguenos en Pinterest Siguenos en Tumblr Siguenos por RSS

TRADUCTOR/TRANSLATE

TRADUCTOR/TRANSLATE

TRADUCTOR/TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

MAS IDIOMAS// MORE LANGUAGES

jueves, 19 de junio de 2014

PRISCILA. Una mujer que supo estar a la altura del ministerio de su esposo.




Hablar de Priscila es tener que hablar de Aquila, el matrimonio siempre unidos estuvieron junto a Pablo en la fabricación de tiendas y en la evangelización.
Veamos donde los sitúan las Escrituras

Hch. 18: 1-3
Después de estas cosas, Pablo salió de Atenas y fue a Co-
2 rinto. Y halló a un judío llamado Aquila, natural del Ponto,
recién venido de Italia con Priscila su mujer, por cuanto Claudio
había mandado que todos los judíos saliesen de Roma. Fue
3 a ellos, y como era del mismo oficio, se quedó con ellos, y
4 trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas.

De cómo y cuando el matrimonio conocieron al Señor , que lo aceptaron , las Escrituras no dicen nada de ello, tal vez cuando conocieron a Pablo ellos ya habían aceptado al Salvador, o tal vez fue el mismo Pablo el que les condujo a que tomaran ese paso de fe, a la final todo son suposiciones, pero lo importante es que servían al Señor de forma activa, y fueron de gran ayudad para Pablo también, y

por otro lado era un matrimonio que se tenían gran amor el uno por el otro.

Cómo ya hemos comentado Dios los uso gratamente, fueron una buena ayuda para el Apóstol, y le dieron también cobijo, cuando lo necesitaba, sabían de la necesidad de su hermano, y todo lo que ellos podían hacer para que el ministerio de este fuera hacia donde Dios había marcado..

Para Priscila y su esposo fue de gran bendición la compañía de Pablo, ya que el tiempo que compartían con él, debieron ser de enseñanzas, de testimonios.
Cuando Pablo se marcho de Corinto se llevo al matrimonio, y los dejo trabajando en Efeso, mientras el siguio su camino. Ya estaban capacitados después de todo lo que Pablo les había enseñado, y el Espíritu les había mostrado.

Hch.18 24-26

Llegó entonces a 24
Éfeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón
elocuente, poderoso en las Escrituras. Éste había sido ins- 25
truido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso,
hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor,
aunque solamente conocía el bautismo de Juan. Y comenzó 26
a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron
Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente
el camino de Dios.

Que enseñanza tan grande podemos sacar de estos versículos, Priscila y su esposo escucharon todo lo que Apolos les decía, y lo hicieron sin juzgarlo en ningún momento, sabían que Apolos estaba enseñando en verdad, quizás era insuficiente su conocimiento, pero ponía de su parte para que el evangelio fuera enseñado, pero lo importante es que no le reprendieron en público sino que tal como marcan las Escrituras, lo tomaron a parte, y en esa intimidad le exhortaron como debían hacerlo.
Con todo ello podemos llegar a una conclusión, no es necesario ser hombres como Pablo o Pedro para ser usados de una forma relevante, Priscila y su esposo fueron usados de una forma determinada, la que Dios había provisto para ellos, y fueron fieles, eran ejemplo de matrimonio, de servicio a Dios, testimonio para los hermanos, fueron importantes en ese proceso de expandir el evangelio, Dios uso a un matrimonio humilde, una mujer y un hombre que fabricaban tiendas, pero que su amor por el Señor era tan grande que ninguna piedra era lo suficientemente grande para que se quedasen sin hacer nada.
Utilizaron su casa para que se pudieran reunir, entonces no existían las grandes congregaciones que conocemos en la actualidad, pero a pesar de ser gente humilde y su casa por tanto sería igual, no les importo que las personas, las cuales acudían a orar y escuchar pensaran que su casa no tenía riquezas.
Priscila nunca se quejo, acepto que su esposo debía estar al frente de ese ministerio, y ella permaneció siempre a su lado, asumiendo juntos los riesgos que conllevaba abrir su casa para tal menester, podría haber sido Priscila una mujer que le recriminara a su esposo, de que lo que estaba haciendo los podía poner en peligro, pero no , el amor por su Señor y por su marido la hizo la ayuda idónea para su esposo.

Con que deberíamos quedarnos de esta exposición, que Dios no necesariamente usa “hombre importantes “de una congregación, sino lo que le importa son personas fieles, y dispuestos a hacer su voluntad.

Otra lección que podemos aprender es con respecto a su matrimonio. Ellos eran unidos en su trabajo, su hospitalidad, su servicio, y su estudio de las Escrituras. Con todo ello, no quiere decir que una mujer casada que tenga habilidad para los negocios u otra capacidad o profesión no debe usar sus condiciones, Un esposo verdaderamente unido a su mujer querrá que ella use del mejor modo los dones que Dios le dio.

El ejemplo que nos dejo Priscila, que no es necesario desprenderse de lo que era como mujer, pero si ser una mujer que primero amaba a Dios, y sabía las obligaciones que tenía con su esposo a la hora de llevar su ministerio, nunca quiso estar por encima de él.

                                                                                     

                                           

lunes, 16 de junio de 2014

ESAÚ.



Esaú; “velludo” tal como se nos indica en Génesis 25: 25 «era todo velludo como una pelliza».
Hijo mayor de Isaac y Rebeca, estéril ella, hermano gemelo de Jacob.
Se le llamaba también Edom, que significa «rojo», más adelante veremos el por que de este nombre.
De su descendencia se formó el pueblo Edomita o Idumeo. Los descendientes de Esaú fueron llamados edomitas y así el lugar donde habitaron, por lo cual la tierra tomó el nombre de Edom. Más tarde, los edomitas fueron llamados idumeos por los romanos.
Edom ocupaba la región montañosa al sureste del Mar Muerto, llamada originalmente Monte de seir (significa velludo), otra alusión al nombre de Esaú.
Fue una persona del campo, era un gran cazador y además era el hijo predilecto de su padre Isaac ( Génesis 25: 28).
Hemos citado antes de que Esaú era gemelo de Jacob, fue Esaú quien nació primero, por lo tanto el primogénito. Su hermano gemelo, Jacob, nació con su mano agarrando el calcañar de Esaú, lo tenia agarrado dando a entender la lucha que ya en el vientre materno se libró entre los dos hermanos a fin de obtener la primogenitura.
Dios mismo anunció que su hermano Jacob sería quien obtuviera en el futuro la bendición de su padre, dijo ya antes de que nacieran que la supremacía sería de Jacob.

Génesis 25:  22-23
Y los hijos luchaban dentro de ella; y dijo: Si es así, ¿para qué vivo yo? Y fue a consultar a Jehová; y le respondió Jehová: Dos naciones hay en tu seno, Y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas; El un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, Y el mayor servirá al menor.

Esaú aproximadamente a la edad de 40 años (Génesis 26: 34) tomó dos esposas hititas: Judit hija de Beeri, y Basemat hija de Elón, a las cuales odiaban tanto Isaac como Rebeca (26: 35).
Debido a los acontecimientos que seguidamente comentaremos juró que algún día iba a matar a su hermano Jacob.
Cuando fue consciente de que sus padres no aprobaban su unión marital con sus dos esposas caananitas, Esaú fue a la tierra de Ismael, su tío, y tomó a la que fue su tercera esposa, Mahalat, hija de Ismael y por lo tanto prima suya.(28: 8-9).
En las escrituras se le conoce por dos grandes motivos; uno por haber vendido su primogenitura a su hermano Jacob y, con toda seguridad conociendo un poco de su carácter, lo que más le dolió; perder la bendición paterna.
Vamos a ver ahora tal como comentaba al principio el motivo por el que era también llamado Edom (rojo), viene perfectamente explicado en La Palabra de Dios.

Génesis 25: 29-30
Y guisó Jacob un potaje; y volviendo Esaú del campo, cansado, dijo a Jacob: Te ruego que me des a comer de ese guiso rojo, pues estoy muy cansado. Por tanto fue llamado su nombre Edom.

En los siguientes versículos vemos lo que fue capaz de hacer por un simple plato de “guiso rojo”

Génesis 25: 31-34
Y Jacob respondió: Véndeme en este día tu primogenitura. Entonces dijo Esaú: He aquí yo me voy a morir; ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura? Y dijo Jacob: Júramelo en este día. Y él le juró, y vendió a Jacob su primogenitura. Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejas; y él comió y bebió, y se levantó y se fue. Así menospreció Esaú la primogenitura.

Como llegó definitivamente a perder la bendición paterna Esaú sabemos que fue por un engaño, a raíz del cual fue su hermano quien recibió la bendición de Isaac (lo ampliaremos en el estudio de Jacob). El resultado fué que se sintió engañado, robado, privado de todo lo que le correspondía:

Génesis 27: 41
Y aborreció Esaú a Jacob por la bendición con que su padre le había bendecido, y dijo en su corazón: Llegarán los días del luto de mi padre, y yo mataré a mi hermano Jacob.

Varias son las enseñanzas que se nos muestran en la persona de Esaú:
Esaú puede parecer viéndolo con ojos de hombre mucho mejor y más dotado física e intelectualmente que su hermano Jacob. No siempre se puede juzgar a alguien por las apariencias, a decir verdad; nunca. Se debe siempre mirar el interior de la persona. Así es como juzga Dios a los hombres, a ti y a mi, a todos. Esaú era el tipo de hombre, joven, fuerte, admirado por los demás. Era el típico con un formidable aspecto exterior, el cual distaba mucho de su personalidad interior. No tenía ninguna comprensión, capacidad o deseo de ocuparse de asuntos espirituales. Tenía grandes pasiones, pero carecía de fuerza interior y de autocontrol. Tan solo le importaba el mismo, es por eso que vende su primogenitura a cambio de; un guiso de lentejas!
Esaú era tremendamente materialista y mundano, pero tenía que ser como primogénito el que recibiese la bendición paterna.
Esaú no dio a este privilegio ningún valor y tampoco quería ser el sacerdote de la familia, con la responsabilidad que ello requería.
Sería como el que tan solo desea aprovecharse de los beneficios, de las bendiciones, pero sin mantener ningún tipo de compromiso u obligación a cambio, sin tener ningún tipo de responsabilidad “He aquí yo me voy a morir; ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura?”
Tan solo por satisfacer una pequeña e insignificante necesidad física fue por lo que Esaú vendió todos sus derechos y obligaciones a su hermano Jacob.
Renunció a toda obligación en cuanto a vida espiritual se refiere, pensó y actuó tan solo como hombre.
Si dedicamos toda o en gran parte nuestra vida a lo físico, lo material, lo perecedero, a todo lo que es pasajero y temporal somos como Esaú.
La Biblia nos muestra otra y gran manera diferente y correcta de vivir:
Un Cristiano es toda persona que ha escuchado, aceptado y obedecido el mensaje del Evangelio, se ha sentido lleno de la gracia de Dios aceptando la obra de Jesucristo en la cruz y le ha incorporado a su vida dejándole el espacio en su corazón que antes ocupaba su yo.
Muchos Cristianos hoy en día, quizás por influencias tanto mundanas, como de erróneas o falsas doctrinas viven una vida a lo Esaú, incluso a veces, exageradamente, se tiene más obsesión e idolatría a lo material que cualquier hombre no creyente o de cualquier religión.
La pregunta final sería si estamos dispuestos a no vender nuestras obligaciones, a no aceptar el modo de vida que nos marca El Señor, a dejar escapar por nuestro comportamiento todas las bendiciones que Dios nos tiene reservadas y tan solo a cambio de cualquier plato de guiso rojo.

 



viernes, 13 de junio de 2014

SALMO 14



Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido,
hacen obras abominables; No hay quien haga el bien. Jehová 2
miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, Para ver
si había algún entendido, Que buscara a Dios. Todos se des- 3
viaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno,
no hay ni siquiera uno. ¿No tienen discernimiento todos los 4
que hacen iniquidad, Que devoran a mi pueblo como si comiesen
pan, Y a Jehová no invocan? Ellos temblaron de espanto; 5
Porque Dios está con la generación de los justos. Del consejo 6
del pobre se han burlado, Pero Jehová es su esperanza. ¡Oh, 7
que de Sion saliera la salvación de Israel! Cuando Jehová hiciere
volver a los cautivos de su pueblo, Se gozará Jacob, y se
alegrará Israel.
 
El Salmo 14 no es un Salmo extenso, pero hay mucho para desmigar, veremos a lo largo de sus versículos como hay un pensamiento que David hace que nos preguntemos cual es la necesidad del hombre.

En el versículo 1 leemos
Dice el necio en su corazón: No hay Dios.

Esta claro quien es quien dice que no hay Dios, el necio, y nos podríamos preguntar porque dice esto, el hombre tiene la necesidad de identificarse con algo, alguien, con algún grupo, pero ahora estamos hablando del hombre que busca esa identificación fuera de Dios, lógicamente cuando se
busca fuera de Dios es corrompido, y lo demuestra con sus acciones, con sus hechos, con sus circunstancias, pero todas ellas apartadas de la misericordia de Dios, el necio se cree sabio, y habla de lo que piensa que sabe y el resultado de todo ello lo encontramos expresado por el salmista de la siguiente forma

Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien

Entonces podríamos resumir un poco este primer trocito, el hombre desde un punto personal, individual hay la necesidad de mantener una relación con Dios, si no mantenemos esa relación personal con El, no encontraremos paz, empiezan las preguntas relacionadas sobre cual es el origen del ser humano, y el futuro puede aterrarnos ya que no hay respuestas, fuera de Dios.


Veamos Tim 2:5

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,


La Palabra nos esta diciendo que si no aceptamos a Cristo como mediador, entre el hombre y el Padre, el hombre será necio, y que por muy buena intención exista su obra será corrompible,
estamos viendo una vez mas que la salvación es algo individual , personal, no colectivo, ni de razas o estatus sociales.

Jehová 2
miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, Para ver

si había algún entendido, Que buscara a Dios.

Tenemos claro que la necesidad del hombre es entender a Dios, hay personas que dicen “no hay Dios”, no necesariamente lo están negando, sino que el no entender la necesidad de aceptar a Jesucristo para llegar al Padre, niega la existencia, por mucho que intentemos decirles a los demás que Jesús vino para entregarse por los pecados del hombre y ser su salvador, estos se preguntan ¿de que o de quien me tiene que salvar?  Muchos dirán mi vida es normal, no soy mala persona, y es cierto nadie dijo eso, simplemente que no entienden que por cuanto se peco en el Edén, somos pecadores, y no debemos molestarnos por ello, solo tenemos que mirar atrás y acordarnos de cuando nos lo decían a nosotros, sobre todo a aquellos creyentes que no hemos crecido en un hogar cristiano.



Ya hemos encontrado dos enseñanzas en este Salmo, una que el hombre necesita identificarse con lo Divino y por consiguiente comprenderlo.



También debemos entender que Dios quiere que lo entendamos de ahí el versículo 2 que hemos visto antes.



En el versículo 3 podemos leer

Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.

Dios mediante el salmista esta diciendo que todo es putrefacción, que no encuentra a nadie, a ninguno. Vamos a ver si lo podemos explicar mas claro, hay personas, creyentes que acuden a sus congregaciones y son participes de sus diversos ministerios, pero podemos afirmar que ¿conocen realmente a Dios? ¿ conocemos realmente nosotros, cada uno de nosotros , realmente a Dios?, La Palabra esta diciendo que todos, todos, no ha sacado a ninguno, esto incluye al propio David, dentro de todo su amor hacia Dios, sabia de su condición, no caigamos en el error de que porque somos creyentes conocemos todo de Dios, o que realmente estamos al cien por cien con El, siempre habrá algo que nos hará ser necios, pero lo importante es darse cuenta de ello, y arrodillarse para pedir perdón. En una ocasión alguien me dijo que Dios lo único que hacia era fastidiar al hombre, y no es así, Dios nos ama tanto, que nos quiere en exclusividad, para poder moldearnos, para ir perfeccionándonos, pues nadie será perfecto, hasta que seamos aprobados por el Padre el día que estemos en su presencia.



. ¿No tienen discernimiento todos los 4
que hacen iniquidad, Que devoran a mi pueblo como si comiesen
pan, Y a Jehová no invocan?

Vamos a intentar reagrupar todos estos conceptos, el hombre tiene la necesidad de reconocer a Dios, aun nosotros como creyentes y sin darnos cuenta hemos ignorado a Dios, algunos pensaran que es exagerado, pero ¿cuentas con Dios para comprar, vestirte?, parecen cosas insignificantes, pero Dios es celoso de sus hijos y quiere que le consultemos todo, y cuando se dice todo es siempre, en cualquier cosa o circunstancia. Repito puede parecer algo exagerado, pero intenta recordar un día en el cual no contaste para con todo con Dios, busca, recuerda, seguramente hubo algo que no hizo que el día fuese enteramente gozoso, por otra parte, busquemos el día en que contamos desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, hemos contado con Dios, ese día hemos sentido sus
bendiciones, sus misericordias, nuestro rostro muestra una sonrisa que sale de adentro, mas así somos los hombres, hoy contamos con el Señor para todo, mañana a ratos, pasado para nada, y al cuarto nos acordamos otra vez de El.



Es importante el reconocimiento de Dios y el que lo hagamos es necesario veamos que nos dice la Palabra en


Oseas 4:6

Mi pueblo fue destruido, porque le 6
faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo
te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios,
también yo me olvidaré de tus hijos.

Ya para acabar vamos hacer una reflexión, ¿diremos como el necio “no hay Dios” o como dice el salmista en el versículo 6

El Señor es su esperanza

Tenemos libertad, podemos escoger si estar a todas con el Padre, o por ratos o temporadas, reflexionemos que es lo que queremos………Quiera darnos el Espíritu del Señor, discernimiento para que no nos apartemos nunca de la necesidad de saber mas de aquel que nos Creo, y de quien dio su vida por nosotros Jesús, Cristo resucitado……………………..

                                                                                                   

miércoles, 11 de junio de 2014

LA REINA DE SABÁ, simplemente buscaba sabiduría.


Cuanta gente teniéndolo todo, dinero, fama, y demás , siempre buscan algo mas, y a esta reina le sucedía lo mismo, anhela sabiduría. Sabiendo la sabiduría que el Rey Salomón tenia, se le ocurrió de visitarlo para hacerle preguntas, y así con sus encontrar esa sabiduría que buscaba.



La fama del Rey Salomón se extendió por todos los lugares, hasta los oídos de la reina veamos

1Rey 10.1-3



Oyendo la reina de Sabá la fama que Salomón había alcanzado por el nombre de Jehová, vino a probarle con preguntas

difíciles. Y vino a Jerusalén con un séquito muy grande, con 2

camellos cargados de especias, y oro en gran abundancia, y

piedras preciosas; y cuando vino a Salomón, le expuso todo

lo que en su corazón tenía. Y Salomón le contestó todas sus 3

preguntas, y nada hubo que el rey no le contestase.

Dice la Palabra que la reina de Sabá, vino desde el sur de Jerusalén, a probar con sus preguntas al Rey Salomón, y su visita también era distinta a la de otras naciones que se acercaban al Rey Salomón con el temor de que era una gran nación y querían estar a bien con él, la reina de Sabá buscaba verdades en sus numerosas incertidumbres.

Las Escrituras nos dicen también que todas sus respuestas fueron contestadas, Dios no permitió que la reina se quedara con dudas.


1 Rey 10:6-9



Y dijo al rey: Verdad 6

es lo que oí en mi tierra de tus cosas y de tu sabiduría; pero 7

yo no lo creía, hasta que he venido, y mis ojos han visto que

ni aun se me dijo la mitad; es mayor tu sabiduría y bien, que

la fama que yo había oído. Bienaventurados tus hombres, di- 8

chosos estos tus siervos, que están continuamente delante de

ti, y oyen tu sabiduría. Jehová tu Dios sea bendito, que se 9

agradó de ti para ponerte en el trono de Israel; porque Jehová

ha amado siempre a Israel, te ha puesto por rey, para que

hagas derecho y justicia.

En estos versículos podemos ver y entender como la reina reconoció al Dios verdadero, cuando vio todas las riquezas que poseía Salomón, como comían sus criados, la construcción del templo, en todo ello, la reina de Sabá reconoció la bendición de Dios en la vida del rey Salomón, aunque no encontramos mención en las Escrituras de que siguiera a Dios, pero si que reconoció el poder y las bendiciones de Dios. Ella entendió de donde provenía todo, y podemos imaginar que ello fuera motivo para que respetara al Dios de Israel, pero como sucede en muchas ocasiones, a sabiendas de que uno ve lo que Dios ha hecho, no lo acepta como Padre, esta bien reconocer las cosas del Reino, creerlas y respetarlas pero hay que aceptar la salvación que Dios nos ofreció mediante el sacrificio de su Hijo , Cristo resucitado, es decir podemos tener una vida dedicada a los demás, ser como se dice “buena persona” pero si no aceptas al Señor como Redentor, no puedes llegar al Padre.



Las Escrituras nos cuentan que la reina de Sabá y el rey Salomón intercambiaron presentes, y luego ella se marcho a su país. Debemos de suponer que las respuestas a esas preguntas que tanta curiosidad tenía y la hizo viajar le sirvieran para ponerlas en práctica en su vida, en la vida de su reino.



Nada más sabemos de ella, hasta casi 900 años mas tarde, cuando Jesús en su ministerio la pone por encima de los líderes religiosos judíos, que no aceptaban que El fuese el Mesías.


Mt 12.42



La reina del Sur se levantará en el juicio 42

con esta generación, y la condenará; porque ella vino de los

fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón, y he aquí

más que Salomón en este lugar.

Jesús pone a la reina de Sabá por encima de ellos, ya que ella viajo para escuchar a Salomón, y
ahora Jesucristo, Dios encarnado, estaba frente a ellos y siendo más grande que Salomón rehusaron a escucharle.

La diferencia notable es que la reina busco la sabiduría de Dios y el Hijo de Dios la pone de ejemplo para aquellos que no querían escuchar ni reconocer la verdad, ni la sabiduría divina,



La enseñanza que podemos encontrar en esta mujer, sería la de una persona sedienta de querer saber, y fue a la fuente que conocía y obtuvo las respuestas que buscaba, no sabemos que hizo con todas esas respuestas tan solo podemos suponer, como antes hemos dicho, pero si podemos decir que supo reconocer la verdad en cuando la encontró.



Debemos buscar la verdad, preguntar aquello que queremos saber, debemos ir a la fuente, pero no a la de Salomón, que si , que esta bien, pero aunque le fue dada sabiduría por Dios, no dejaba de ser un hombre, tenemos que ir a la única fuente que tiene todas las respuestas a Dios, pero no simplemente reconocerle sino aceptar a Cristo como nuestro salvador, y es necesario que tengamos esa sed de verdad, de querer saber, porque cuando no hay hambre, uno no come, y muere………………………..
Mt 5.6

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados

                                                                                                  





lunes, 9 de junio de 2014

PONCIO PILATO.

Poncio Pilato (en latín Pontius Pilatus), el cual mayormente conocemos como Pilatos.
Sucesor de Valerio Grato como quinto prefecto de la provincia, entonces romana, de Judea entre los años 26 al 36 dC.
Tuvo un importante papel en el final del ministerio terrenal de Jesús de Nazareth, que en definitiva es lo que a nosotros nos interesa.
Históricamente hablando, como apunte, podríamos dar cita a Justino Martir, que aunque venerado por la fe católica, fue de los primeros apologistas Cristianos, en uno de sus escritos dijo en referencia a los sucesos acontecidos que nos ocupan; “Por las Actas de Poncio Pilato puedes determinar que estas cosas sucedieron”.
Quizás hoy en día los gentiles que encontremos no quieran oír hablar de nada relativo a nuestro su Salvador (si quisieran aceptarlo), en estas actas como en otras muchos escritos comprobados históricamente no se pueden negar las evidencias sobre la persona de Jesús de Nazareth.
Bíblicamente nada se sabe de Pilato después de la muerte terrenal de nuestro Señor; su aparición Bíblica en el juicio y posterior sentencia de Jesús de Nazareth es lo único que nos interesa.
Vimos en el estudio de Caifás como, después de reunirse el sanedrín, se lleva a Jesús de Nazareth ante la presencia de Pilatos.
Pilato no juzgaría a Jesús por ninguna causa religiosa, fue a razón de las maquinaciones de los sacerdotes judíos, que fueron las que convirtieron esa causa religiosa en política, queda bien explicado en el Evangelio de Lucas:

Juan 18: 29-30
Entonces salió Pilato a ellos, y les dijo: ¿Qué acusación traéis contra este hombre? Respondieron y le dijeron: Si éste no fuera malhechor, no te lo habríamos entregado.

Lucas 23: 2
Y comenzaron a acusarle, diciendo: A éste hemos hallado que pervierte a la nación, y que prohibe dar tributo a César, diciendo que él mismo es el Cristo, un rey.

En estos versículos Poncio Pilato interroga a los que ante el traen a un maniatado y golpeado Jesús de Nazareth; sobre el por que no es juzgado por ellos mismos según sus leyes; ante la respuesta de que según las leyes ellos no pueden dar muerte a nadie, y ya habiendo cambiado la cusa religiosa por la política:

Juan 18: 33
Entonces Pilato volvió a entrar en el pretorio, y llamó a Jesús y le dijo: ¿Eres tú el Rey de los judíos? Jesús le respondió: ¿Dices tú esto por ti mismo, o te lo han dicho otros de mí?

Podemos decir que Pilato no veía ningún motivo para juzgar a Jesús; era incomprensible que el pueblo judío quisiera matar al Mesías esperado, es por eso que le interroga con la quizás esperanza de poder salvarle la vida, Pilato no comprendía que El Hombre que tenía delante mereciese terminar en la cruz, aun así no era amigo del pueblo judío y en esta pregunta formulada podemos notar unas maneras cínicas y de desprecio hacia la persona de Jesús.
Pilato no comprendía que el reino de de Jesús no era terrenal, de echo ninguno de los que fuera esperaban, los sacerdotes del sanedrín, lo entendían.

Juan 18: 36
Respondió Jesús: Mi  reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí.

Quizás fueran estas palabras las que en Pilato causarían un cierto temor a una revuelta popular, quizás fuera la actitud de los sacerdotes que lo trajeron, los cuales solo querían su muerte por llamarse El mismo Hijo de Dios. Que poco podían imaginar que ese Reino estaba en el corazón de todos los que le reconocemos como único Salvador.

Juan 18: 37
Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.

Sabemos Bíblicamente que Pilato intentó el evitar juzgar a Jesús; Lucas 23: 5-12 (intentando fuera Herodes quien le juzgase), en Lucas 23: 16(proponiendo un castigo menor).
Lo que podemos asegurar es que Pilato no veía mal alguno en El Hombre que tenía delante, llegó hasta casi suplicarle que dijera algo que le salvase de la muerte que pedían los sacerdotes, los líderes del pueblo escogido por Dios.
Podemos afirmar Bíblicamente que Pilato estaba convencido de que Jesús no era de ninguna manera culpable de nada que le tuviese que llevar a la cruz. Podemos tambien asegurar de que intento salvarle; en Lucas 23: 4 “Ningún delito hallo en este hombre" , en Lucas 23: 14-15 “no he hallado en este hombre delito alguno de aquellos de que le acusáis" e incluso que fue presionado por su mujer para que nada tuviera que ver con tan cruel acto:

Mateo 27: 19
Y estando él sentado en el tribunal, su mujer le mandó decir: No tengas nada que ver con ese justo; porque hoy he padecido mucho en sueños por causa de él.

Efectuó todavía Pilato un último intento de salvar a Jesús aprovechando que durante la Pascua judía se liberaba a un reo a petición del pueblo como gesto de buena voluntad de parte del opresor romano hacia el pueblo judío (Lucas 23: 17:25), se liberó a Barrabas por petición unánime del pueblo allí presente..
Pilato estaba acostumbrado a dictar sentencias con resultado de muerte; seguro nunca había encontrado a nadie tan sumiso a su sentencia, cualquiera hubiese suplicado por su vida, El Hijo de Dios no, para eso había nacido de mujer, para este desenlace se preparó durante toda su vida terrenal.
Quizás por lo que más se nombra a Pilato es por el gesto que realizó a vista de todos proclamando públicamente su disconformidad con la sentencia de muerte.
Tan solo le quedó desmarcarse de tanta locura que estaba presenciando

Mateo 27: 24
Viendo Pilato que nada adelantaba, sino que se hacía más alboroto, tomó agua y se lavó las manos delante del pueblo, diciendo: Inocente soy yo de la sangre de este justo; allá vosotros.

 



9ª y última entrega de la BIBLIA EN AUDIO (4ª del NT). Santiago hasta Apocalipsis. Español e Ingles

9ª entrega de la Biblia en audio. 4ª del NT. Con esta entrega ya teneis disponibles los 66 Libros de La Palabra de Dios.
Incluye los libros desde Santiago hasta Apocalipsis. Recuerda que puedes solicitar otros idiomas a traves del formulario de contacto.




  http://downloads.ziddu.com/download/23680892/DeJosueaEsther.zip.html  Audio Biblia en Español. Santiago hasta Apocalipsis. Formato Mp3.

                                                                                                                                                                                 


  http://downloads.ziddu.com/download/23680892/DeJosueaEsther.zip.htmlAudio Bible in English. James to Revelation. Mp3 format.

domingo, 8 de junio de 2014

SALMO 13



¿Hasta cuándo, Jehová? ¿Me olvidarás para siempre? ¿Hasta

cuándo esconderás tu rostro de mí? ¿Hasta cuándo pondré 2

consejos en mi alma, Con tristezas en mi corazón cada día?

¿Hasta cuándo será enaltecido mi enemigo sobre mí? Mira, 3

respóndeme, oh Jehová Dios mío; Alumbra mis ojos, para que

no duerma de muerte; Para que no diga mi enemigo: Lo vencí. 4

Mis enemigos se alegrarían, si yo resbalara. Mas yo en tu mi- 5

sericordia he confiado; Mi corazón se alegrará en tu salvación.

Cantaré a Jehová, Porque me ha hecho bien. 6

Cuantas veces nos hemos hecho la misma pregunta que el salmista ¿hasta cuando Señor?, ¿Qué he hecho? Son preguntas que muy frecuentemente llegan a la mente del creyente, no distamos tanto en la forma en que David le decía a Dios, como siempre decimos pasa el tiempo, pero los temores del hombre son los mismos. Y en este Salmo vemos una totalidad de ¿porques?



Con todo ello vamos a ver un poco más lo que podemos desgranar de este Salmo. Encontramos
varios estados emocionales, uno de ellos sería la ansiedad, un darse a la oración, al ruego y otro que seria el reconocimiento, la confesión.



En el versículo uno encontramos ese estado de ansiedad, tiene esa sensación de que Dios se ha apartado de su vida, su angustia es porque piensa que ya no hay comunión entre el Creador y el, en su desesperación, no entiende, normalmente nos sentimos mal porque pensamos que nos hemos apartado de Dios, pero David pensaba que Dios se había escondido. Que angustia tener esa sensación. Por otro lado su tristeza se hace mas grande, ya que le dice ¿me olvidaras para siempre?, os podéis imaginar esa sensación, es terrible imaginarse que Dios pueda olvidarse de uno para siempre, y esa desesperación se hace notar en este Salmo. Nos esta diciendo que se siente solo, vació, que esta en manos de las circunstancias, de que sirven sus oraciones si El se ha apartado de su vida.



David nos esta diciendo, que tiene una necesidad imperiosa de sentir la paz que Dios produce en nuestras vidas, al igual que nosotros, da igual la circunstancia, si es oprobio o alegría, pero necesitamos sentir la paz que nos da el Señor, todo ello hace que nos impacientemos y es cuando no
entendemos los tiempos de Dios y queremos una pronta respuesta, debe ser ya, y de una forma u otra el salmista es lo que le decía a Dios.



Tenemos varios ejemplos de personas que esperaron durante años una respuesta, que quizás también se sintieron que Dios se había escondido de ellos, entre algunos ejemplos tenemos la mujer del flujo de sangre, la cual llevaba años enferma, o el hombre que llevaba postrado esperando que alguien lo acercara para sanarse y pasaron treinta y ocho años dice la palabra, cuando tubo el encuentro con el Maestro.



En el versículo tres, podemos notar que David da un cambio, ya no reclama la presencia de Dios, sino que cambie su propia condición, pensando que si su condición cambia se reencontrara con El otra vez. Ese cambio de condición va acompañado de una apelación ya que si me respondes, mis enemigos no podrán decir que me vencieron, porque tú siempre me has dado la victoria. Entendemos cual es el cambio, no es un trueque con Dios, de: si yo hago esto Tu  me harás esto. No David no quiere canjear nada con el Señor, tan solo su condición, y si vuelve a su presencia, sus enemigos no tendrán motivo de reclamarle :que ahora que, ¿Dónde esta tu Dios?, nos va sonando todo esto ¿verdad?, David esta pidiendo que sus ojos sean abiertos, entendimiento para comprender todo esto. De todo ello podemos sacar una enseñanza y es que los acontecimientos nos obliga muchas veces a doblar nuestras rodillas y orar al Padre, pedimos que interceda, y eso es bueno para nuestra vida, porque Dios se agrada cuando intercedemos con humildad y en verdad , y mas cuando se hace para otro, Dios se complace y su misericordia es infinita.



Hemos comentado al empezar este estudio de que David hace confesión, en el versículo cinco lo podemos encontrar, esta confesando su fe, haber no es una fe apelando a la grandeza de Dios, Rey o Creador, sino que le dice “he confiado en tu misericordia” Esta bien alabar a Dios, claro que si, fuimos creados para su alabanza, pero esperar y desear sus misericordias, es demostrar una dependencia total de lo Celestial. Y por contrapartida encontramos a David diciendo que “su corazón se alegrara”, es decir esta en una angustia extrema, y es capaz de alegrarse, es capaz de ello porque ha depositado su esperanza en Dios, no en la circunstancia, esta diciendo: puedo ser muy hábil, pero de nada me sirve. Porque tu eres el que me cuida y me protege. Es decir por una parte hay una desesperación, pero el corazón se va calmando y sosegando cuando confiesa que tiene su esperanza puesta en El.



Este Salmo es muy corto, pero se podrían llenar páginas sobre el, pero vamos a retener algo que probablemente nos será de ayuda. Cuando Dios nos obliga a arrodillarnos, debemos ser agradecidos por los motivos que nos llevaron a ello, ya que cuando la bonanza en la vida sonríe, pocos son los que se acuerdan que esa bonanza procede también de Dios, el no agradecer la bonanza, en ocasiones es motivo a que lleguemos a un punto de desesperación como le llego a David, debemos acordarnos de la cura de los diez leprosos que el Señor sanó, tan solo uno volvió para dar las gracias.

Se que son muchas las veces que decimos que complicado es todo esto, y en parte no te quito la razón, pero también te digo que si anidáramos totalmente bajo la voluntad de Dios, le reconociéramos en cada cosa, hasta por la ropa que vistes hoy ¿le preguntases que ponerte? El sabe lo que va a pasar hoy, nosotros no ¿quién mejor que El para que te diga que ponerte? Quizás puede parecerte algo tonto, pero prénsalo bien, cuantas veces decimos ¿ahhhh si hubiese sabido que iba a pasar o ir me hubiese vestido……? Puede que te haga gracia, pero cuando tengas un momento piensa en ello.

Dios nos coloca en situaciones límites como a David para que nos acordemos que somos creaciones de El. Y no olvidemos como dice en

 Col 1:27 ……..Cristo, la esperanza de gloria”………………….

                                                                                     
 

viernes, 6 de junio de 2014

SAFIRA, cuando se es una tramposa.



El estudio de Safira debe servirnos para convencernos de lo grave que es el pecado, el engaño, la mentira, el embuste, llámalo como quieras.


Prov12:22 Los labios mentirosos son abominación a Jehová;

Vamos a situar la historia de esta mujer, poco después de que Jesús, resucitado y regresara al cielo,
los primeros cristianos comenzaron a formar la primera iglesia en Jerusalén, una iglesia que con la ayuda del Espíritu Santo fue creciendo rápidamente y en esa iglesia primitiva es donde encontramos a Safira y su esposo Ananías.



No tenemos demasiados datos sobre el matrimonio, suele ocurrir varias veces, pero si los suficientes para saber que no debe pasar, no sabemos la posición social de Safira o sus antecedentes familiares, pero si hay una cosa que Dios quiso que quedara constancia en las Escrituras, y es la forma en que el matrimonio se puso de acuerdo para mentir sobre su dinero.


Hechos 4: 32-35
Y la multitud de los que habían creído 32
era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio
nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en
común. Y con gran
poder los apóstoles daban testimonio de 33
la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre
todos ellos. Así que no había entre ellos ningún necesitado; 34
porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían,
y traían el precio de lo vendido, y lo ponían a los pies de los 35
apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad

Los primero cristianos habían acordado entre ellos compartir todo lo que tenían, de manera que se creaba un fondo común que serviría para aquellos mas necesitados, pero no era una obligación, solo para aquellos que querían hacerlo, esto es algo importante de recordar, era un acto voluntario, nunca obligado.



Ya puestos en antecedentes, veamos los acontecimientos.

Hechos 5:1-4
Pero cierto hombre llamado Ananías, con Safira su mujer, 5
vendió una heredad, y sustrajo del precio, sabiéndolo también 2
su mujer; y trayendo sólo una parte, la puso a los pies de los
apóstoles. Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu 3
corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del
precio de la heredad? Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y 4
vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu
corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.

No solo Safira y su esposo vendieron unas tierras, Bernabé también lo hizo, pero la diferencia es que Safira acordo con su esposo guardarse una parte de ese dinero, el guardarse parte del dinero evidentemente no era pecado, ellos eran libres para quedarse con todo el dinero o con una parte de el, o incluso entregarlo todo, el pecado fue, que queriendo aparentar delante de los demás, dijeron que entregaban todo lo que habían conseguido por esas tierras, y eso no era cierto, es decir podían engañar a los hombres, pero no a Dios que todo lo ve y lo sabe, y ese fue el error, para aparentar
delante de la iglesia hurgaron una mentira, que tendría un coste muy elevado. Pedro fue el escogido para reprenderlos, por haber mentido al Espíritu Santo, veamos

Hechos5:5-6
Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró. Y vino un gran temor
sobre todos los que lo oyeron. Y levantándose los jóvenes, lo 6
envolvieron, y sacándolo, lo sepultaron

Al pasar unas tres horas, Safira se presento a la iglesia, con el guión aprendido, es decir con el argumento que había acordado con su esposo, pero Pedro le pregunto al igual que había hecho con Ananías, y esta al igual que el esposo mintió, cayendo muerta al instante.


Hechos 5:7-10
. Pasado un lapso como de tres horas, sucedió que entró su mujer, no sabiendo lo
que había acontecido. Entonces Pedro le dijo: Dime, ¿vendis- 8
teis en tanto la heredad? Y ella dijo: Sí, en tanto. Y Pedro 9
le dijo: ¿Por qué convinisteis en tentar al Espíritu del Señor?
He aquí a la puerta los pies de los que han sepultado a tu
marido, y te sacarán a ti. Al instante ella cayó a los pies de 10
él, y expiró; y cuando entraron los jóvenes, la hallaron muerta;
y la sacaron, y la sepultaron junto a su marido.

Veamos, el castigo no fue debido a que no entregaron todo lo obtenido, fue porque libremente podían haber escogido entre varias opciones y para aparentar frente a los demás, decidieron mentir, diciendo que todo lo entregaban, en lugar de decir, pues hermanos nos quedamos una parte y el resto lo entregamos, recordemos que era un acto voluntario, por tanto no había la necesidad de mentir.

Safira y su esposo fueron leales entre ellos, pero desleales con Dios, ya que cuando se le pregunto por el dinero, de la forma en que ella respondió, no indicaba ningún remordimiento por lo que estaba diciendo y haciendo, y por causa de esto, los dos perdieron sus vidas.



Que Dios permitiera que eso sucediera, ha servido para testimonio de lo que no hay que hacer, ser desleal con el Dador, pensar que le podemos mentir y no hay consecuencias, la primera iglesia tenía aún mucho por aprender, y visto lo visto en la actualidad, muchas congregaciones por no decir todas, siguen teniendo mucho que aprender, a pesar de los diversos testimonios que nos encontramos en las Escrituras.

La enseñanza es clara, no pensemos que podemos burlar a Dios, la mentira es un pecado, la falta de honestidad y es por ello que debemos pedir al Espíritu Santo que nos examine, que nos ayude a ser totalmente honestos, la verdad y la mentira no tiene términos medios, no pueden existir medias verdades, porque una media verdad se convierte en una media mentira, entonces mejor hablar la verdad y si no callar.

Todos convivimos con niños, sean nuestros, sobrinos, nietos, y debemos ser ejemplos de honestidad con ello, no vale, el decir: esto va a ser un secreto entre los dos, no se lo cuentes a papa o a mama, porque les estamos enseñando que hay veces que se puede mentir y luego los regañamos si nos mienten en otras cosas.



Pidamos a Dios que nos ayude a ser honestos y no caigamos en pecado, porque el pecado del embuste es la muerte…………..

                                                                                          

lunes, 2 de junio de 2014

CAIFÁS.



Después de la resurrección de Lázaro de Betania se reunió el consejo del sanedrín, estaban asustados ante la gran popularidad que tenía en esos momentos Jesús de Nazareth; aparece en escena Caifás (José Caifás o Cayafás) como sumo sacerdote, perteneciente a la secta de los saduceos:

Hechos 5: 17
Entonces levantándose el sumo sacerdote y todos los que estaban con él, esto es, la secta de los saduceos, se llenaron de celos;

Sumo sacerdote durante el “reinado” de Tiberio Cesar (Lucas 3: 2), nombrado por el procurador Valerio Grato en el 18 DC hasta el 36 DC, año en que fue depuesto por el emperador Aulo Vitelio.
Sabemos que era muy servil al poder romano, todos los saduceos lo eran, aunque a vista de sus acciones tan solo por interés personal, por decirlo de alguna manera los saduceos eran la “clase alta de la sociedad judía”, de entre ellos salían los sumos sacerdotes, siempre nombrados e impuestos por el poder romano, a cambio podían presumir de tener un gran trato de favor por parte del poder opresor.
Como saduceo su posición sobre el resucitar era el no creer en ella. Los saduceos negaban, entre otras cosas, la inmortalidad del alma y la resurrección (mateo 22: 23 “Aquel día vinieron a él los saduceos, que dicen que no hay resurrección,…”).
Aconsejó al sanedrín la necesidad de la muerte de Jesús de Nazareth, por causas políticas, pero gracias a ese “consejo” y su resultado hoy en día podemos decir que somos salvos y dar Gloria a Dios por ello.

Juan 11: 49-50
Entonces Caifás, uno de ellos, sumo sacerdote aquel año, les dijo: Vosotros no sabéis nada; ni pensáis que nos conviene que un hombre muera por el pueblo, y no que toda la nación perezca.

Antes de la pascua judía, Caifás, reunió a los dirigentes del pueblo escogido en su palacio para maquinar una conspiración contra Jesús a fin de que fuese prendido y poder darle muerte.
La conspiración contra Jesús ya estaba en marcha y el motivo final fue la resurrección de Lázaro; sin vuelta atrás, sabemos que se pudo realizar cuando Judas les allanó el camino con su traición.
Como buen saduceo odiaba todo lo que hiciera referencia a Nuestro Señor; también fue parte del juicio contra Pedro y Juan tan solo por cometer el “delito” de predicar al Hijo de Dios resucitado.
Podríamos decir que la principal tarea, la que le quitaba el sueño a Caifás, fue la de apartar de la escena publica judía a Jesús de Nazareth utilizando para ello cualquier artimaña, incluida la mentira y el falso testimonio.
Caifás fue uno de los brazos ejecutores que condujeron a Jesús a la cruz, los causantes fuimos el hombre y sus pecados que nos apartan de Dios.
La primera persona ante quien Cristo fue conducido la noche de su arresto fue Anas, este envió a Jesús a casa de Caifás, que reunido con el sanedrín interrogó nuevamente a Jesús.
Numerosos falsos testigos no pudieron aportar ningún tipo de motivo para condenar a Jesús a muerte, que es lo que buscaban. Tan sólo cuando Jesús se declaró Hijo de Dios fue cuando Caifás, en señal de indignación monto en cólera, consideró blasfemia las palabras del Señor y montó el teatro de rasgar sus vestidos para condenar a Jesús.

Mateo 26: 63-66
Entonces el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios. Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. Entonces el sumo sacerdote rasgó sus vestiduras, diciendo: ¡Ha blasfemado! ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? He aquí, ahora mismo habéis oído su blasfemia. ¿Qué os parece? Y respondiendo ellos, dijeron: ¡Es reo de muerte!
 
Jesús fue a partir de ese momento escupido, golpeado y mofado por todos los presentes. En el patio del palacio de Caifás fue donde Pedro negó al Señor, mientras El, dentro, estaba siendo interrogado por el sanedrín.
Aun con todo el poder que ostentaba Caifás otorgado por los romanos, este no podía dictar sentencia de muerte, por ley esa potestad quedaba relegada para los gobernantes romanos.

Juan 12: 28-31
Llevaron a Jesús de casa de Caifás al pretorio. Era de mañana, y ellos no entraron en el pretorio para no contaminarse, y así poder comer la pascua. Entonces salió Pilato a ellos, y les dijo: ¿Qué acusación traéis contra este hombre? Respondieron y le dijeron: Si éste no fuera malhechor, no te lo habríamos entregado. Entonces les dijo Pilato: Tomadle vosotros, y juzgadle según vuestra ley. Y los judíos le dijeron: A nosotros no nos está permitido dar muerte a nadie; para que se cumpliese la palabra que Jesús había dicho, dando a entender de qué muerte iba a morir.