DEVOCIONALES CRISTIANOS MANÁ EN LA WEB:

El ministerio en la web:

Siguenos en la web Siguenos en Facebook Siguenos en Blogger Siguenos en YouTube Síguenos en Twitter Siguenos en Pinterest Siguenos en Tumblr Siguenos por RSS

TRADUCTOR/TRANSLATE

TRADUCTOR/TRANSLATE

TRADUCTOR/TRANSLATE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

MAS IDIOMAS// MORE LANGUAGES

lunes, 30 de septiembre de 2013

BETSABÉ



Es muy difícil, por no decir imposible, hablar de Betsabé sin que aparezca el nombre del Rey David. Para empezar tenemos tres versículos clave:

II Samuel 11: 2-4
Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa. Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquélla es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa.

A modo de recordatorio tenemos aquí al rey, que ha decidido no ir a la batalla mandando a sus siervos bajo las ordenes de Joab, entre ellos estaba Urías, esposo de Betsabé, al sitio de Rabá para destruir a los Amonitas.
El Rey David no sabia que la bella mujer era la esposa de Urías, pues tal como se puede leer pregunta a sus súbditos que quien es. Ya sabiéndolo, el rey David no puede contener sus impulsos carnales y manda súbditos a buscarla.
Sabiendo el Rey que Betsabé había quedado en cinta a causa de este encuentro, ordena que Urías vuelva de la batalla con la oculta intención de que así compartiera lecho con Betsabé y tapara su pecado compartido. Pero Urías se limito a quedarse a puertas del castillo, pues le parecía injusto que hubiera una batalla y el estuviera en casa. Esta es la respuesta que dio Urias a David cuando se le interrogo por que no iba a casa:

II Samuel 11: 11
Y Urías respondió a David: El arca e Israel y Judá están bajo tiendas, y mi señor Joab, y los siervos de mi señor, en el campo; ¿y había yo de entrar en mi casa para comer y beber, y a dormir con mi mujer? Por vida tuya, y por vida de tu alma, que yo no haré tal cosa.

Mostró así Urías una gran fidelidad al Rey, una gran obligación y responsabilidad para con sus obligaciones como soldado a sus ordenes.
Sabiendo esto no es de extrañar el siguiente paso dado por el Rey David para no delatar su culpa. Ordenó a Joab que en la próxima batalla que dejaran solo en el frente a Urías, intentando así que muriera, y es lo que sucedió.
Ya tenia el Rey David el camino libre para ocultar su pecado, su artimaña funciono, pero como bien sabes todo pecado tiene sus consecuencias, y este pecado no iba a ser menos.
La primera de las consecuencias fue la muerte de un inocente, Urías. La segunda consecuencia fue la muerte de mas inocentes, los soldados que lo acompañaban, pues para cumplir las ordenes de David, Joab ordenó se acercaran demasiado a las fuerzas enemigas.
Sabiendo Betsabé que su esposo había muerto guardo luto, al fin del cual David mandó a buscarla y desposarla con el. Quedaba así tapado el pecado que cometieron, ya nadie lo sabría, pero sigamos con las consecuencias de muerte de este pecado.
Había en aquellos tiempos un profeta llamado Natán, el cual fue mandado por Dios a presencia del Rey David para advertirle, y contándole la historia del hombre que coje la única oveja del pobre para comer dejando las del rico intactas y viendo que David se enfurecía por esta historia le dice:

II Samuel 11: 7-11
Tú eres aquel hombre. Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Yo te ungí por rey sobre Israel, y te libré de la mano de Saúl, y te di la casa de tu señor, y las mujeres de tu señor en tu seno; además te di la casa de Israel y de Judá; y si esto fuera poco, te habría añadido mucho más. ¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos? A Urías heteo heriste a espada, y tomaste por mujer a su mujer, y a él lo mataste con la espada de los hijos de Amón. Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer. Así ha dicho Jehová: He aquí yo haré levantar el mal sobre ti de tu misma casa, y tomaré tus mujeres delante de tus ojos, y las daré a tu prójimo, el cual yacerá con tus mujeres a la vista del sol. Porque tú lo hiciste en secreto; más yo haré esto delante de todo Israel y a pleno sol.

Aquí es donde David se arrepiente de su pecado y acepta las consecuencias, Natán le comunica que a el no le sucederá nada pero que el hijo concebido con Betsabé tiene que morir por voluntad de Dios.
En II Samuel 11 desde el 11 al 18 vemos como enferma el hijo y muere a los 7 días, vemos el miedo de los siervos en los siguientes versículos a informar a David del fatal desenlace, aquí tenemos ya una tercera consecuencia de su pecado, la muerte de otro inocente, el hijo concebido.
Conociendo David que ya se había cumplido el castigo a su pecado con Betsabé fue a consolarla, engendrando esta vez a Salomón.
Tenemos mucho que aprender gracias al pecado de Betsabé y David:
Todo pecado, aunque sea ocultado al hombre, tiene sus consecuencias a la vista de tod@s. La peor manera de tapar un pecado es con otro, la única manera de poder dejar atrás un pecado es el verdadero arrepentimiento y confesión al Padre, aceptando siempre las consecuencias que se deriven por voluntad de Dios.
Dios siempre nos va a perdonar, no guarda rencor, su Amor por nosotr@s es infinito.
No te comportes como Betsabé siendo una puerta que conduce al pecado, se fiel a Dios y no hagas de tu vida una existencia entre la carne y el Espíritu, obedece las leyes de los hombres pero siempre por debajo de las leyes de Dios.
Betsabé a sido utilizada por Dios sabiendo de ella era una buena mujer, hasta el punto de llegar a pecar por no ser capaz de negarse a la voluntad de su rey, yo no creo que Betsabé buscase el pecado con David, aunque los dos estaban bajo la Ley Mosaica y sabían perfectamente que estaban cometiendo adulterio, que estaban pecando, pero si que fue piedra de tropiezo para el Rey David sin ella saberlo.
Podría haberse negado Betsabé a cometer el adulterio y no fue así, empezó el pecado de manera inconsciente y terminó conscientemente
No seamos como Betsabé, siempre estamos a tiempo de no pecar y no hacer pecar al prójimo, nunca olvidemos a quien debemos plena fidelidad y no tendremos que arrepentirnos ni cargar con las consecuencias.
 


viernes, 27 de septiembre de 2013

PARÁBOLA DE LOS DOS HIJOS. Mateo 21: 28-32



Antes de entrar en el tema de hoy, es necesario meditar un poco en nuestras vidas, poner atención de como hemos obedecido a la Palabra de Dios...esto no es una pregunta, sino una reflexión muy seria tanto para mí, como para todos los creyentes del evangelio. Lo que cada día, medita el hijo de Dios, es que vamos a morir, o viene esta noche, o mañana, nuestro salvador por nuestras vidas, y se esfuerza por vivir en santidad, amor, gozo etc.

Vamos a la parábola

"Pero ¿que os parece? Un hombre tenía dos hijos, y acercándose al primero le dijo:  " Hijo, vete hoy a trabajar en mi viña". Respondiendo él, dijo:¡ No quiero!. Pero después, arrepentido, fue. Y acercándose al otro le dijo lo mismo ; y respondiendo él, dijo:" Si, señor, voy ". Pero no fue. ¿ Cuál de los dos hizo la voluntad de su padre ?
Dijeron ellos: - El primero.
Jesús les dijo:
De cierto os digo que los publicanos y las rameras van delante de vosotros al reino de Dios, porque vino a vosotros Juan en camino de Justicia y no le creísteis; en cambio, los publicanos y las rameras le creyeron. Pero vosotros, aunque visteis esto, no os arrepentisteis después para creerle.


                  -----------********************************************************-----------

El ser humano, no podrá justificarse de ningún modo en el juicio final, ya que de muchas maneras Dios ha hablado a los mortales, ya lo dice Romanos cap. 1- 
Me parece tan humillante humanamente hablando, de advertir con tantas acciones, palabras, muerte de profetas de Dios, parábolas. La gran obra de Jesucristo, su ministerio, su amor, su dedicación, sus desvelos, el escarnio que seres humanos animales, hicieron a un inocente, se ensañaron con su vida, su cuerpo, sus sentimientos, la verdad de sus palabras, prefirieron estar del lado del mal, y no se consideró la gran posibilidad de creer, ser fiel, honesto, escuchar la voz de Dios en su corazón. Le crucificaron, y se sigue crucificando su vida, cada vez que se mata a un creyente, o se les hace sufrir.
Veamos un poco la parábola:

* Un padre - La autoridad de todo hogar, trabajador, paciente, proveedor de todo lo que sus hijos necesitan....

* Dos hijos- Uno que contesta sin un criterio agradecido y atento, dice " No quiero".
El otro, dice: "Sí, señor, voy". Esto me recuerda mucho a las horas que he tenido que esperar a alguno de mis hijos, habiendo quedado en un sí, resulta que no apareció. Este es peor que el primero, ya que te entusiasma, afirma, se compromete y no cumple, esto es muy doloroso, porque te sientes burlado.

Está parábola, Jesús, está hablándolo a  los principales sacerdotes y ancianos.
¿Que quiso decir Jesús con este comentario?. La respuesta correctísima, solo Dios lo puede explicar, en su momento en el cielo, pero según lo que se ha estudiado, les dio a entender que por muy religiosos que fueran, no son bien visto ante los ojos del Señor. Les refiere también que: " Los publicanos y las rameras" son las que les condenaran en aquel día, porque siendo tan pecadores, han entregado su obediencia, arrepentimiento, devoción, publican con gratitud y llanto su perdón, y el regalo de la eternidad. Más los principales, como el día de hoy, no adoran a su nombre de verdad.

* 1er hijo, dice no, pero luego escuchó la voz del arrepentimiento, y se levanta para ir en pos de su padre.
* 2do hijo, dice sí, pero se quedó en la comodidad de su cama, sedentarismo espiritual, etc.
Se dice que la grandeza en el reino de los cielos se mide con la obediencia.
Cuando la palabra de Dios dice que,"por sus frutos los conoceréis", que cuando el Espíritu Santo pide, debe encontrar en el hijo de Dios, la respuesta de un sí, un sí que aunque no ha sido agradable para la carne, se ha levantado en oración, en publicación, adoración, y lleno de el fruto del Espíritu, paz, gozo, amor, fe, mansedumbre, paciencia, templanza...1era de corintios 13-
"No todo el que dice Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos" Mateo 7:21

Recordar:

* Si dices sí, tenemos que cumplir, muchas son las culturas que aún quedan que la palabra de un padre, es ley, y la palabra dada, en cualquier ciudadano, se cumple al pie de la letra.

* No por ser un estudioso e intérprete de las Escrituras, le garantiza ir a la patria celestial.

* Benditos los arrepentidos, sean prostitutas, corruptos, asesinos, etc. ya que ellos saben de donde los ha sacado el Señor.

* Dios nos reprenda si no estamos en obediencia, y seamos humilde para acatar sus reproches, su dirección.

* Dejemos que Dios por medio del Espíritu Santo, sea nuestro guía y capitán.
Dios os bendiga y nos reprenda.... a sus hijos, los disciplina.

No olvidemos que: Tú vales mucho para Dios
 


lunes, 23 de septiembre de 2013

DEBORA: una líder bendecida por Dios.




Débora fue una mujer que llegó a ser una jueza en Israel. Era muy conocida por su sabiduría y sus piadosos consejos. Pero Débora llegó a ser más que una consejera, ella dirigió a los israelitas a una victoria en la batalla contra sus enemigos.
Débora vivió durante una época muy difícil en la historia de Israel, después de la muerte de Josué y antes de que Israel tuviera su primer rey. Josué era el líder escogido por Dios después de la muerte de Moisés para guiar a los israelitas a la Tierra Prometida. Sin embargo allí desarrollaron un triste patón de conducta: rebelión contra Dios, derrota a manos de sus enemigos y clamor de arrepentimiento a Dios. Como respuesta a sus clamores, Dios levantaría un juez, para que les dé victoria contra sus enemigos. Después de un período de paz y prosperidad el ciclo se repetía: rebelión, derrota, arrepentimiento, liberación y paz.
Es importante entender lo que dice la Biblia respecto a jueces, para poder apreciar más a fondo las lecciones que se pueden aprender de Débora, veamos lo que dice Jueces 2:16 y 2:18, Débora fue la quinta juez de los israelitas. La gente sabía que Dios la designó y la bendijo. Ella tenía gran fe en Dios y creía que Dios rescataría a su pueblo si lo honraba,
La historia de Débora se encuentra en los cap. 4 y 5 del libro de Jueces, nuevamente el pueblo de Israel se había rebelado contra el Señor y por eso sufrieron veinte años de opresión bao el gobierno de su enemigo, las Escrituras nos da muy poca información de Débora, Jueces 4:4 revela la única información personal que tenemos de ella, que estaba casada con Lapidot, que era profetisa y que gobernaba en aquel tiempo a Israel.
Al leer a Jueces 4:5-9,13,16 tengamos en mente que Débora era juez, esposa y profetisa, que revelaba a los hombres la voluntad de Dios. La historia concluye con el asesinato de Sísara a manos de una mujer llamada Jael. Dios le dio una gran victoria a su pueblo. Todo lo que profetizo Débora se cumplió, por lo cual sabemos que era una verdadera profetisa de Dios. Una prueba de que un profeta o una profetisa era de Dios, era que se cumplieran todo lo profetizado.
Hoy en día muchas personas que dicen ser profetas de Dios. La Palabra de Dios nos da ciertas pautas para que podamos saber quien es un verdadero profeta y quién no lo es. En Deuteronomio, Dios dio muchas de las leyes que su pueblo había de seguir cuando entraran a la tierra Prometida, Deum. 18:21-22 nos dice algo sobre las profecías y el mismo libro en 13: 1-3 da otra pauta, de que aún si se cumplen las predicciones de un profeta pero este trata de alejar al pueblo de Dios de las Escrituras no es un verdadero profeta.
Cualquiera que diga que es un profeta de Dios debe comprobarlo por el infalible cumplimiento de sus profecías. Aún así, se deben examinar el resto de sus enseñanzas. Si sus profecías no se cumplen, o si intenta alejar al pueblo de su Dios, Dios advierte que dicha persona no es un verdadero profeta.
Débora respondió a la victoria que Dios les dio cantando un hermoso dúo con Barac. En Jueces 5, encontramos que le dieron toda la alabanza al Señor porque Él salvó a Israel. Aún después de esa victoria Débora permaneció fiel a Dios, ella no se enorgulleció sino que continuó guiando a los hijos de Israel de acuerdo con las leyes de Dios, ella aceptó el papel que Dios le dio y su don de liderazgo, ella era juez escogida por Dios y después de la tremenda victoria, continuó cumpliendo sus responsabilidades. A veces cuando Dios nos permite usar nuestros dones para hacer una tarea para Él, nos engreímos con nuestras habilidades o pensamos “ yo ya he hecho mi parte, ahora que obren los demás “, ninguna de estas actitudes es la correcta, debemos continuar utilizando los dones que Dios nos ha dado. Veamos que Débora sabía que Dios le daría la victoria, así que confió en que Él lo haría. Al hacerlo, pudo declarar la victoria con confianza. Del mismo modo, nosotros debemos leer las promesas de Dios  en su Palabra y luego reclamar la victoria sobre el enemigo de nuestras vidas.
La batalla de Débora era contra enemigos humanos, hoy los creyentes en Cristo peleamos en una batalla espiritual contra el orgullo, pensamientos lujuriosos y otros pecados ¿Hay alguna área en nuestra vida espiritual donde necesitamos reclamar la victoria, como lo hicieron Débora y Barac contra los enemigos de Israel? La palabra de Dios dice cómo podemos tener una vida victoriosa sobre el pecado. Tenemos que reclamar las promesas de Dios y cómo lo hacemos:
1. Conociendo las promesas de Dios, debemos leer su Palabra, sino conocemos sus promesas cómo podemos reclamarlas.
2. Creyendo que Dios hará lo que ha prometido.
3. Dándole gracias a Dios por sus promesas al hablar con Él en oración. Dios promete la victoria para que podamos contar con Él y darle las gracias por adelantado, es la solución a los problemas en nuestras vidas, Dios es nuestro libertador.
Sal18:2-3 Señor, roca mía y castillo mío, y mi libertador, Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré, mi escudo y la fuerza de mi salvación, mi alto refugió. Invocaré al Señor, quien es digno de ser alabado, y seré salvo de mis enemigos.

 

viernes, 20 de septiembre de 2013

PARÁBOLA DE LA VIUDA Y EL JUEZ INJUSTO

Antes de entrar en la parábola, me gustaría decir mi experiencia en la comunión y oración con nuestro Dios. Desde el día que nací de nuevo, junto con la conversión llegó también el gran deseo de hablar con Dios, mi necesidad era tan urgente, tan necesaria, tan imperiosa; diré porque, bueno principalmente porque fueron abiertos mis ojos, y ya la vida no era la misma, ya no estaban en mi corazón las cosas antiguas, me vi vestida de gracia, estaba limpia, y todo a mi alrededor, era bello , pero sucio, mi familia había que rescatarla, mi responsabilidad era que  alcanzaran salvación, me era extraordinario ser salavada, no lo merecía , y fue un tiempo de no poder creer, que hubiera salvación para un ser despreciable como yo... fue ahí entonces que eché mano a lo que me habían regalado junto con la salvación.Levantarme a media noche y orar fervientemente por mis hermanos carnales , mi familia, era un torrente de lágrimas para que ellos no se perdieran, para hacer el caso más corto, al fin el Señor actuó, y casi todos mis hermanos, son salvos. Gloria a Dios por ello... desde entonces la oración es un sentir que se levanta y se acuesta conmigo, no sé vivir de otro modo.
Vamos a la parábola
Parábola de la viuda y el juez injusto- Lucas 18:1-8
También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre y no desmayar, diciendo: "Había en una ciudad un juez que ni temía a Dios ni respetaba a hombre. Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él diciendo:"Hazme justicia de mi adversario". Él no quiso por algún tiempo,pero después de esto dijo dentro de sí:"Aunque ni temo a Dios ni tengo respeto a hombre, sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo me agote la paciencia">>
y dijo el Señor:"Oíd lo que dijo el juez injusto. ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche ? ¿Se tardará en responderles ? Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del hombre,¿ hallará fe en la tierra?".
-En esta parábola, el énfasis es la necesidad de mantenerse siempre hablando con Dios, es decir, "la necesidad de orar siempre " 
Le cuenta a sus discípulos una historia."La viuda y el juez injusto"

* Un juez, este juez era un hombre sin temor, ni a Dios , ni a los hombres. Si no hay temor a nada en esta vida, para que guardar la integridad, ni la moral, ni la misericordia... ya conocemos casos tan drásticos como este juez en las Escrituras, los faraones, reyes,etc. Pues entonces aquí tenemos a un descorazonado, pero que amaba la comodidad, el orgullo.
* Una viuda, esta mujer, no hallando ningún otro sitio que le hicieran justicia, no le quedaba más remedio que humillarse, y quedarse a la puerta del despacho, la viera quien la viera, le molestara a quien le molestara. Notemos que aquí esta mujer, no antepone su orgullo y no hace caso a los desprecios e injusticia de todo un bufete de abogados, ella continua, no sabemos por cuanto tiempo, pero seguro que iría a su casa y el agobio y desesperación, la empujaban a ir por justicia donde el hombre malo,después de todo era su única esperanza.Hay un dicho que dice " El que la sigue la consigue "., bueno, es un decir.
* El juez, supongo que cabreado de verla, cuando el llegaba al despacho , cuando salía, y al otro día, y al otro día, y uuff, Decide sacársela de encima..." uuuuuuuh, haré justicia, de lo contrario esta mujer me volverá loco"
Y dijo el Señor: "Oíd lo del juez injusto. ¿Acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a Él de día y de noche ?
Será bueno leer Santiago ya que allí encontraremos detalles para tener fe , cuando Él venga, leer tb. cap. 4- Sed pacientes y orad
     En mi insignificante testimonio, podría calificar mi experiencia en la oración de la siguiente manera. Dios contesta siempre, sin lugar a dudas
1- Dios contesta en un instante, y se hace justicia
2-Dios contesta en un determinado tiempo, no sabemos cuanto, y dice no, y lo hermoso de esto, es que nos da paz, y recibimos la respuesta sin seguir insistiendo... y como se dice por ahí, "Si Dios contestara todas las tonterías que pedimos, donde estaríamos ahora" ??
3- Dios nos oye, se queda en silencio, y un poder que no nos podemos explicar, nos impulsa a seguir, y esto puede pasar años y en esto, sentimos el ataque del Diablo, nos humilla, nos desprecian, nos desalientan, nos despedazan y uuufff, es horrible, pero se sigue confiando porque la petición es de Dios, y nos da fuerzas para esperar en Él,
 que no tardará en hacer la justicia divina. Acaso ud. no se ha dado cuenta que en muchas ocasiones, nos sentimos acorralados, no tenemos quién nos escuche, quién nos de una mano, y es ahí donde el único recurso es Dios ?, pues bien , eso lo permite Dios para que sepamos que ser dependientes de Él es una cosa que no debemos olvidar.
Recordar
1- Dios oye, y responde al instante
2- Dios oye, guarda silencio por un tiempo y contesta, No.
3- Dios oye, guarda silencio por un tiempo, y dice espera.
Dios os bendiga, y la oración sea una herramienta diaria y sea de comunión siempre con su salvador.

Dios nuestro Señor nos de discernimiento cuando oremos , para saber cuando estemos alineados con su voluntad.
Recuerda siempre amad@. Tú vales mucho para Dios

miércoles, 18 de septiembre de 2013

PARÁBOLA DEL HIJO PRÓDIGO



La parábola de hoy es como decir mi parábola, me gusta de manera especial, es sobre la que se predicaba el día que acepté públicamente al Señor, seguro es conocida por tod@s, pero hoy empezaré diciendo que volváis a leerla en vuestra Biblia, la tenéis concretamente en el evangelio de Lucas, capitulo 15, entre los versículos 11 y 32.
Habiéndola leído ya, vamos a empezar describiendo a los personajes que en ella aparecen. Concretamente son tres.
Tenemos al padre que no es otro que la representación de Dios en esta parábola, tenemos a los dos hijos, el mayor que representa al pueblo de Israel, y el menor que es la representación de los gentiles de la época, los que dieron la espalda a Dios para disfrutar de los placeres mundanos, aun habiendo sido alcanzados por la Gracia de Dios.
La parábola en sí esta centrada en el hijo menor que es el que con sus actos nos muestra las tres fases de lo que es concretamente el regreso de un Cristiano alejado del Señor.
Todo lo tenemos en El, pero muchas veces por no saber, o aún sabiendo donde estas los limites de la libertad que se nos dá terminamos alejándonos de El, volviendo al mundo. Nos muestra esta parábola el como nos apartamos de El, atraídos por los placeres de la carne, nos muestra las consecuencias del pecado, donde nos conduce, nos muestra la solución, que no es otra que el arrepentimiento que debemos tener y, por último el que para mi es el hecho más significativo de esta parábola, el gran Amor y el perdón de Nuestro Padre.
Representa al inicio de esta parábola a cualquiera que ya siendo hijo de Dios decide apartarse de El, que realmente no tiene a Dios ni en su mente ni en su corazón, si, conoce a Dios, cree en El, pero vemos aquí al hombre que sigue amando al mundo, al hombre auto suficiente espiritualmente hablando, al que cree que hay un Dios pero no lo necesita en su vida, no es capaz de encontrarle en ningún lado, y mucho menos buscarle, acercarse a El.
Yo lo compararía hoy en día al creyente que en un momento dado decide abrazarse al mundo, decide que no necesita a Dios y vive conforme a sus reglas de hombre aun conociendo la única verdad.
Podríamos comparar los bienes del padre de la parábola con los bienes del Padre, todas las bendiciones y su Gracia, pues tod@s poseemos en mayor o menor medida sus bendiciones y todos somos poseedores de su Gracia.
Dios nos da libertad, nos deja hacer, nos muestra lo correcto, como quiere que seamos, nos marca las pautas, nos muestra el camino, pero siempre nos deja libertad para elegir, y es en esta libertad donde aparece el hijo menor, utiliza esta libertad para tener una vida alejada de su padre, una libertad que le conduce al fracaso.
Tras una vida de derroche, mundana, llena de vicios y libertinaje llega el momento en que la herencia se acaba, queda arruinado, no tiene ni para alimentarse, tiene hasta que ansiar comer lo que comen los cerdos (animal impuro en esa época) y esto le hace reflexionar, esta hundido, acabado como ser humano, casi sin ropa, descalzo, llega a la conclusión de que donde siempre estará bien es con su padre, volviendo no tendrá ya mas necesidad de nada conoce el camino de regreso y lo toma, cabizbajo y con temor a ser rechazado. Las desgraciadas situaciones en las que se encuentra se debe a la consecuencia de su pecado no son un castigo del Padre.
Tenemos al Padre que, por otro lado, cada día sale al camino para intentar divisar a lo lejos la silueta del hijo perdido, desea que vuelva y esta triste por no tenerlo junto a el, anhela el regreso de su hijo perdido.
En este hecho nos explica que nuestro Padre es paciente, con un inconmensurable Amor hacia cualquiera de sus hijos, no quiere perdernos, sabe que si queremos conocemos el camino de vuelta, pero nos sigue dando libertad para escoger, seguirá triste, llorando nuestra perdida, pero siempre dispuesto a acogernos en sus brazos, a bendecirnos con su amor, a protegernos. Y es exactamente lo que hace, no le reprocha nada, no le pide explicaciones, simplemente ve que vuelve y sale a su encuentro, le acoge en sus brazos y le besa. Cuan paciente y lleno de Amor es el Padre para con tod@s, conoce todo lo que hemos hecho, como somos verdaderamente, conoce nuestros pecados, nuestro carácter orgulloso y aún así se acerca corriendo para cobijarnos en su infinita bondad, El siempre acude a quien le necesita, siempre.
Y el hijo mayor, el primogénito, el que siempre ha estado siendo fiel al Padre, sometido a su voluntad, reprocha al padre que se celebre con tanta alegría el regreso del menor, el siempre a estado ahí y nunca ha tenido tanta fiesta. El hijo mayor es el obediente, siempre al lado del Padre, el Cristiano fiel a sus creencias, pero no por eso esta libre de pecar, y aquí vemos como ejemplo los celos, la soberbia, por que al pecador que regresa se le acoge tan bien, yo siempre he sido fiel y no soy tan bendecido; si, nunca te has apartado del Padre, pero tampoco estas tu libre de pecar, de hecho estas haciéndolo ahora mismo. Ningun@ estamos exentos del pecado, aun pensando que nuestra vida es ahora correcta se nos esta avisando de que podemos convertirnos en cualquier momento en otro hijo pródigo.
Debemos alegrarnos de la vuelta del hermano, unirnos a la fiesta y no tener actitudes egoístas, celosas, exigir lo mismo por creernos mejor que los demás, el Amor del Padre es para tod@s y debemos ser agradecidos por ello pero no de una manera interesada, con humildad y alegrándonos que cada día regresen hermanos menores, incluso, aun que sea muy osado al decirlo, adelantarnos al Padre para acercarlos más hacia El.

Hasta aquí lo que es la enseñanza de esta Parábola, ahora me gustaría exponeros una manera particular que tengo de interpretarla, quizás no os guste, pero es como yo la siento, seguramente pensareis que no es así, que estoy loco:
Para mi el personaje más importante de esta parábola no es el hijo que vuelve, no es el pecador arrepentido, para mi es el Padre, es Dios.  El hijo solo busca un interés personal en su regreso, un bienestar, una protección, de ahí que busque una excusa para volver, pide trabajo, es la manera de volver sin arrepentirse totalmente de todos los actos cometidos que de Dios(El Padre) le apartaron, conoce el camino de vuelta y lo toma.
Pienso yo que en esta parábola el verdadero arrepentimiento se produce cuando el padre le perdona sin reproches, es entonces cuando es consciente el hijo del dolor y tristeza que  provocó a su padre por alejarse de el, es cuando siente que a pesar de todo lo hecho mal, sigue el Padre teniendo un inmenso Amor por el, una gran felicidad por su regreso.
Esta parábola a mi entender tiene como mensaje final, no el del hijo “viva la vida”, apartado del Padre, sus consecuencias, arrepentimiento y regreso, yo personalmente lo enfocaría, como tema central, como el del Padre que espera con Amor y paciencia la vuelta de su hijo amado, corriendo hacia el con los brazos abiertos, el hijo no vuelve arrepentido, vuelve por necesidad, es el Padre el que muestra la alegría, el Amor hacia
el, es el Padre quien a través de sus actos y sentimientos consigue que el hijo verdaderamente se arrepienta, es el Padre quien celebra por todo lo alto el regreso del hijo pródigo, y repito, a mi entender.
Cada día tenemos que volver al Padre como hijo pródigo, cada día tenemos algo de que  arrepentirnos, nosotr@s siempre fallamos, El esta siempre ahí, esperando cada día nuestro regreso, y como ya dije, sin reproches con Amor.
 










lunes, 16 de septiembre de 2013

EVA: MADRE DE LA HUMANIDAD.



 Este es el primer estudio de mujer bíblica que hice, me cautivo y Dios sabrá porque hoy lo saque y me apeteció compartirlo con vosotros, desearía que no viéramos a Eva como la que por ella hemos sido condenados al pecado, me gustaría que viéramos más allá, que mirásemos a la mujer. Mi deseo es que lo disfrutéis de la misma manera que lo sentí yo hace un par de años.
¿Cómo habrá sido ser la primera mujer en el mundo? ¿Cuales habrán sido sus primeros pensamientos cuando vio a Adán, su esposo? Explorar el huerto del Edén aprendiendo acerca de los diferentes animales y plantas, dejemos volar nuestra imaginación por un instante y tratemos de imaginar todo lo que Eva tuvo que aprender.
La mujer es descrita por primera vez en Gn1:27, y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, varón y hembra los creó, y continua el relato en Gn2: 20-23
Dios describe detalladamente la creación de la mujer. En primer lugar la mujer totalmente humana, ahhh querida cuantas veces nos solemos olvidar de esto, pretendemos ser sobrehumanas intentando desesperadamente afrontar todo lo que se espera de nosotras, creemos que se espera que seamos esposas perfectas, empleadas eficientes, amas de casa modelo, madres orgullosas cuyos hijos siempre se porten de maravilla, como no las mejores cocineras y costureras, cuando lo que necesitamos aprender es a aceptarnos a nosotras misma del modo que Dios nos hizo y tratar de ser agradable a Él. En segundo lugar , la mujer fue creada superior al mundo animal, algunas mujeres se consideran inferiores, infrahumanas, y Dios no creó así a la mujer, una mujer inferior, tratada como un animal, comprada y vendida como ganado ( como tristemente aún ocurre en algunos rincones de este mundo ), no tienen concepto de su verdadero valor ante Dios. Todo lo que las mujeres necesitamos es comprender para qué y cómo creo Dios a la mujer. Dios creó a la mujer para ser su equivalente, su ayuda idónea y puesto que ha sido hecha del hombre mismo, mantiene una relación estrecha con él.
Ahora es esa parte que me maravillo, Eva fue única de diversas maneras, no tuvo a otra mujer que le enseñara, a quien imitar, en muchas ocasiones culpamos a nuestra niñez por nuestros hábitos pasados y presentes, decimos “ese es el modo en que me enseñaron “ o “ nadie nunca me enseño como hacer eso “ Eva nos da el ejemplo de la dependencia absoluta en Dios. Ella confiaba en su Creador para que le enseñara a vivir, a amar, cómo afrontar y resolver situaciones sin tener modelo humano a quien imitar.
Eva también era diferente en que nunca fue niña, ni hija, ni tampoco adolescente, nunca le podía decir a sus hijos “cuando yo era niña….” Gn 5:4 nos habla de los hijos de Eva, no nos dicen las Escrituras cuantos hijos tuvieron pero si que Eva vivió tanto como Adán 930 años, con lo cual podemos imaginar cuantos hijos pudieron llegar a tener.
Ahí entendí que no tenemos que desanimarnos, cualquiera que sea la situación, Eva afrontó problemas similares a los nuestros. Dios la fuente de su fortaleza, no ha cambiado, de la misma forma que ayudó a Eva, nos ayudará a nosotras.
Ahora vamos a esa parte pecaminosa. Eva fue la primera y la única mujer que comenzó su vida sin una naturaleza pecaminosa, fue el resultado directo de la obra de Dios, era pura y santa, creada sin pecado, pero también fue la primera persona en cometer pecado, Eva tenía un entorno perfecto, pero esto no le libró de los ataques de aquel que viene a robar, y a destruir, no nos hace bien pasarnos el tiempo deseando que nuestras circunstancias fueran mejores, como Eva nos equivocamos cuando permitimos que nuestra testaruda independencia nos haga desobedecer a Dios.
Ceder a la tentación nos roba nuestra relación con Dios, también afecta a nuestros seres queridos, lo vemos en la relación de Eva con Adán y más tarde con su familia, toda la humanidad desciende de esta primera familia y ha nacido con una naturaleza pecadora Rom 5:12.
Esto me encanta, Eva fue la primera diseñadora de ropa del mundo, hizo delantales de hojas de higuera, antes que el pecado entrara en el mundo andaban desnudos y no sentían vergüenza Gn3:7 aunque Dios rechazo esos primeros modelitos, las Escrituras registra a Dios reprochándoles por su ropa  y corrigiendo la situación Gn3:2 Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles y los vistió, pero ¿porqué Dios rechazó la ropa que Eva había diseñado? Porque era el intento de Adán y Eva para cubrir su pecado, en lugar de ello, Dios les proveyó las túnicas de pieles de un sacrificio animal, por tanto la ropa es un recordatorio del pecado y sus consecuencias.
También habla la Biblia sobre los dos primero hijos de Eva, pensemos en ellos cuando fueron niños, debieron darle mucha alegría a su madre, y podemos imaginar que ella era una buena y fiel madre, que les enseño a sus hijos a vivir para agradar a Dios, la Biblia nos explica que cada uno de ellos ofreció sacrificios a Dios. Dios rechazó el sacrificio de Caín, que consistió en el fruto de la tierra, recordemos el primer intento de Eva de hacer ropas fue rechazado por Dios, pero la diferencia la encontramos en que Eva aceptó lo que Dios tenía que decir y se vistió con la ropa que Él le hizo, Caín por su parte mató a su hermano por su ira contra Dios, pensemos cuando dolor debió causarle esto a Eva y vergüenza, tuvo que enterrar a su  segundo hijo, que dolor enterrar a un hijo, Señor que no tengamos que pasar nunca por ello…
En su hora de necesidad Dios le dio a Eva otro hijo Set, Eva expresó su fe en el amor, compasión y provisión de Dios al haberle dado otro hijo Gn4:25, Eva dentro de su dolor no se amargó , confió en Dios y siguió adelante con su vida.
Eva fue la primera en pecar y pudo ver las consecuencias  de su pecado, parada frente a la tumba de su hijo, pero también fue la primera mujer que escuchó la profecía de Dios sobre la muerte de su propio Hijo en la cruz, cuando le oyó a Dios decirle a la serpiente, el diablo y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya, está te herirá en la cabeza y tu le herirás en el calcañar Gn3:15.
A través de la mujer el mundo que Dios creó tan bello se mancho con la fealdad del pecado, pero también a través de una mujer el Hijo de Dios vino al mundo, en la cruz, cuando Jesús grito consumado es Él conquistó a todos los poderes y fuerzas satánicas que Adán y Eva introdujeron a la humanidad a través del pecado, ahhh que Dios tan maravilloso tenemos.
Eva fue creada para ser la ayuda idónea de Adán, debería ayudar a completar el mandato  de Dios de cultivar y cuidar la tierra, pensemos en su situación, si estás casada ¿estás tu y tu esposo trabajando juntos para realizar el plan de Dios para sus vidas?
Eva fue tentada por Satanás y pecó, ¿somos conscientes de los métodos de Satanás para tentarnos hoy en día ¿ Eva debió sentirse fracasada y yo me pregunto ¿Cómo afrontamos el fracaso nosotros? Es muy sensato darnos cuenta de que no podemos cambiar o detener las consecuencias de nuestro pecado. Eva vivió con el impacto de su pecado en su hogar, pero es importante destacar, sin embargo, que no se dejó paralizar por el pasado. Aceptó el perdón de Dios y vivió con la esperanza del Salvador prometido.
Mi oración y deseo que todos tengamos un nuevo aprecio por la vida y el ejemplo que Dios nos ha dado a través de Eva. Gn3:20 y llamó Adán el nombre de su mujer Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes.
Que el Señor os guarde.

 

viernes, 13 de septiembre de 2013

PARABOLA DEL BUEN SAMARITANO



Amados, está parábola, es para mí, una de las más bellas acciones que el Señor nos ilustró, en bien de nuestra conducta hacía nuestros semejantes. Si está parábola, no existiera, no podríamos darle forma al amor que le agrada al Señor. Romanos 5:5- Nos da unos ejemplos de actitudes que no son de su agrado, por lo tanto, es de mucha duda que estás personas tengan una relación correcta con nuestro Salvador.
Leamos lo que el evangelista Lucas nos dice.

Parábola del buen samaritano.
Lucas 10:2 

Y he aquí un intérprete de la ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna? Él le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees? Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. Y le dijo: Bien has respondido; haz esto, y vivirás. 
Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo? Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto. Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo. Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo. Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él. Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese. 36¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones? Él dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo.
  Veremos los 5 puntos a considerar
1-Primer personaje- Un intérprete de la ley= teólogo, erudito, conferenciantes... a lo cual agrego lo siguiente, da mucho que pensar, vemos claramente que la respuesta del Señor Jesús al intérprete de la ley, echa por tierra todo sus conocimientos... ¿entonces, será que muchos conferenciantes, nos estarán hablando sin la guía y consentimiento del Señor, que su falta de humildad, su falta de amor, no concuerda con los conocimientos que entrega ?
2- Un sacerdote, este un personaje que se supone que vela junto al tabernáculo de reunión, que vela y cuida la seguridad de su rebaño. Este deja de manifiesto quién es, ante una urgencia tan grande como es la vida de una persona abandonada. Este pasa de largo, hace como que no ve, no le es a ud. conocido este tema, muchos que están a cargo, o que ya debiendo ser un sacerdote, vive en el orgullo de no ensuciarse con las heridas, el lodo, las impurezas, el llanto, el dolor, etc. de tantos que son abandonados por los médicos de la fe.
3-Un levita- mmmm, aquí es para decir tantas cosas, es emocionante como el talento de las alabanzas, es para soñar, para danzar y demás, pero como ve, el Señor está pesando los corazones, y las salmonías, en boca de los levitas. Vemos aquí a un orgulloso levita, en este acto deja toda la verdad de su ministerio, este pasa de largo, uuff, me recuerda muchas actuaciones y testimonios, estos no concuerdan con la voluntad de Dios. Daré solo un ejemplo, muchos levitas, viven con un prójimo sin casarse, no importando que su prójimo puede perder su alma por hacer que la otra persona viva un engaño. Luego les vemos como si nada en el altar cantando con su hermosa voz. Lo más extraño es que ninguno de estos personajes, tiene conciencia, como pueden dormir tranquilos.... entiendo muchos interrogantes.
4- Un samaritano, un gentil, uno que no sabe nada, pero se conmueve de su prójimo, como podría seguir su camino, si la conciencia le acusaría en el resto de su vida, este hace misericordia más allá de lo que tenía que hacer.... Este, teniendo quizás que devolverse del camino, o caminar hacía otra dirección que lo apartaba de su destino, no dudo en emplear su compasión, y llevar a este prójimo, en su cabalgadura. Puede que él, tuviera que caminar, cediendo su lugar a un necesitado y quedarse mucho más tiempo de lo que cualquiera hubiera hecho, se quedó toda la noche con él... oh que grande misericordia
5- El mesonero, un vivo retrato de un negociante, recibe el dinero, calla, hace su trabajo, y lo demás lo ignoramos, es posible que este haya conocido la Torá, pero era mejor desconocer la misericordia. No le suena este tema, muchos hoy solo se mueven por amor al dinero, y no importa que sea a costa del dolor y la falta de escrúpulos.
El buen samaritano, es nuestro amado Señor Jesucristo, no mirando a quién salvaba, ni midiendo la dimensión de nuestros pecados, se agachó, nos recogió, nos limpio, nos ungió con su sangre, nos limpio con el aceite y vino de su Espíritu, y nos dejó su palabra para conocer su voluntad... ah, y nos dejó a cargo de un dirigente... a cual de estos personajes se parece muchos de los que cuidan del rebaño, los heridos, de los redimidos, de los débiles, de los pobres, de los acongojados, sedientos y demás. ?
Todo aquel que presta atención a un necesitado, a Dios presta... y Dios sabe pagar muy bien a quién presta.
 No olvidar jamás, que la gente le pertenecen a Dios... las almas salvadas y las no, son de Él, así que, como es, que hacen, toda clase de mal, contra las ovejas... bendito sea Dios que nos ha dejado su palabra, para poder discernir, y huir de tales personajes.
Dios, por medio de Jesucristo, nos compró, siga adelante, Él nos ayudará a llegar al final, Cristo es nuestro suficiente Salvador, nuestro modelo perfecto.
Recuerde que .. Tú vales mucho para Dios.     

 



miércoles, 11 de septiembre de 2013

ANA. UNA MUJER DE ORACION Y DE PERSEVERANCIA.






Como siempre hacemos vamos a trasladarnos en nuestra mente a ese momento y a esa época, un Israel rebelde, lleno de ofensas y dioses ajenos, pero en medio de todo el caos siempre se encuentran hombres y mujeres temerosos de Dios, y es ahí donde descubrimos a nuestros protagonistas de hoy.

Antes aclararemos la importancia de la descendencia, para un matrimonio el tener hijos era fundamental, ya que no solo se trataba de seguir el legado de la familia fuese pobre o rica, sino que entendían que era un regalo divino el tener hijos, por tanto una mujer que fuese estéril podía ser repudiada, y en muchas ocasiones ser objeto de la burla de los demás; una mujer en esas condiciones sentía la presión de la familia quizás y también la de sus vecinos.

Y como no podía ser de otra forma nuestra protagonista Ana era una mujer de estas características, una mujer temerosa de Dios, estéril, no consta que tuviese mala posición y desposada con Elcana un levita.

Era un matrimonio lleno de amor, Elcana amaba profundamente a su mujer y aunque esta no podía darle hijos su amor por ella era de entrega, imaginaros a Ana , una mujer que lo que más deseaba era poder darle un hijo al hombre que quería, para ella no había ninguna solución, pero si para su marido ,(que aunque ahora sigue vigente en algunos países no es lo normal) Elcana podía tomar otra esposa sin dejar a Ana, y así lo hizo desposándose con Penina, en ningún momento nos dice que la amase como a Ana y en ningún momento leemos que Ana reprochase a su marido esa decisión y muchísimo menos que se enojara con Dios por ello.
Sino todo lo contrario, aguanto el que Penina se burlara de ella, que le echase en cara que ella tenía hijos, y toda clase de impropícios que se le pudiesen ocurrir ya que Penina si pudo darle hijos a Elcana, pero este si cabe aún amaba más a Ana y la colmaba de atenciones.

Todos los años esta familia salía de un pueblo llamado Ramataín de Sofía situado en el monte de Efraín, para dirigirse a Silos donde iban al templo para el sacrificio, podéis imaginar el viaje, largo, viendo correr niños que son de tu marido y la mujer que se los ha dado insultándote y mofándose de ti (imagino ese viaje y en mi  mente se aparece una mujer sumisa, una mujer que probablemente oraba por el camino aguantando como mula la carga en su lomo).

Ana entro esa vez en el templo para orar a Dios, y se encontraba allí Elí el sacerdote, la mujer arrodillada empezó a orar moviendo los labios pero sin pronunciar palabra, esa mujer estaba desmembrando su corazón, se estaba rasgando por dentro, pidiéndole a Dios un hijo, la desnudez de su alma era un libro abierto para Dios, porque el lamento que de el salía era del Espíritu, no pedía un hijo para que la cuidara en su vejez, o para que ayudara a su marido , pedía un hijo para entregarlo a Dios, ella entendió que es Dios quien nos da ese privilegio, esa bendición, quería ser madre de un siervo del Creador, sentir ese momento, criarlo hasta que pudiese entregarlo a El.

Elí el sacerdote estaba atónito durante ese rato, pensó que ella estaba bebida y sin refrenar su lengua la reprendió, como si estuviese ofendiendo el lugar, fue entonces cuando ella si hablo: No Señor mío, yo soy mujer trabajada de espíritu. No he bebido ni vino ni sidra, sino que he derramado mi alma ante el Señor. No tengas a tu sierva por una mujer impía, porque por la magnitud de mis congojas y de mi aflicción he hablado hasta ahora.1 Samuel1:15-16.

Ese  fue el motivo decisivo en la vida de esa mujer, sus recursos naturales ya estaban agotados, y de todo corazón clamaba a Dios para que interviniera a su favor, no para satisfacer sus deseos maternales sino para que se manifestase en ella la gloria de Dios. (oh Señor que momento tan impresionante tuvo que ser, que comunión, que confianza).

Ante esto a Elí que podemos imaginar que se quedo paralizado la despidió en Paz y diciéndole que la petición que había hecho al Dios de Israel fuese cumplida.

Mujeres, Dios contesta a la oración verdadera, esa que duele en el alma, lo hizo entonces y lo sigue haciéndolo ahora, Ana tubo a su Hijo Samuel , el que sería profeta de Dios, hombre importante para el pueblo de Israel.

Ana crió  a su hijo aproximadamente unos tres años, hasta destetarlo y cumpliendo su promesa, cuando fue el tiempo de volver al santuario para el sacrificio entrego a su hijo a Elí para que cuidase de él y le enseñase lo que era necesario para su futuro servicio a Dios.

Durante los años que prosiguieron a ese día, Ana volvía al templo para orar, dar gracias y ver a su hijo y nos dice la Palabra que le llevaba un abrigo hecho por ella nuevo para Samuel.

Esa es la historia, y personalmente me gustaría deciros que he disfrutado tanto preparándola como la primera vez que la leí o más si cabe, una mujer con todo en contra por su esterilidad, pero da igual el problema que tuviese, cuantos tenemos nosotras y en un momento nos desesperamos y buscamos nuestros propios recursos, amigas ,recordemos a Ana, y oremos y confiemos, llevamos toda la semana hablando de la oración, y las Escrituras nos dan el testimonio que son efectivas, confiemos en El Señor, confiemos en Dios, y sean nuestras oraciones sacrificios vivos ante la magnitud de nuestro Padre Celestial.

Oremos pidiendo esa porción diaria más de fe, cada día y no busquemos en ella la consolación de un deseo propio, sino que el resultado de esa oración sea para la glorificación de Dios.

Podría seguir más y más pero como siempre creo que ya me pase, solo deseo que podáis entender lo que de mi corazón ha podido salir al exponeros esta parte de la Escritura y recomendaros que leáis el cántico de Ana, porque es una joya que daría mucho más que hablar.

Que sea de edificación y bendición.



lunes, 9 de septiembre de 2013

PARABOLA DE LA FIESTA DE BODAS







Mt 22: 1-14
Respondiendo Jesús, les volvió a hablar en parábolas, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo fiesta de bodas a su hijo; y envió a sus siervos a llamar a los convidados a las bodas; mas éstos no quisieron venir. Volvió a enviar otros siervos, diciendo: Decid a los convidados: He aquí, he preparado mi comida; mis toros y animales engordados han sido muertos, y todo está dispuesto; venid a las bodas. Mas ellos, sin hacer caso, se fueron, uno a su labranza, y otro a sus negocios; y otros, tomando a los siervos, los afrentaron y los mataron. Al oírlo el rey, se enojó; y enviando sus ejércitos, destruyó a aquellos homicidas, y quemó su ciudad. Entonces dijo a sus siervos: Las bodas a la verdad están preparadas; mas los que fueron convidados no eran dignos. Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis. Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos; y las bodas fueron llenas de convidados. Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda. Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.


Menuda parábola, clara y concisa, veamos como la desarrollamos.
Esta parábola podríamos decir que es el final de una trilogía, advirtiendo a los principales del pueblo judío, quienes no sólo rechazaban al Maestro, sino que se empeñaron en desprestigiarlo ante la nación, una influencia negativa para que el pueblo no vieran lo que era el Reino de Dios en su totalidad, Jesús estaba hablando lo que luego se iba a rebelar en el libro de Apocalipsis, cuando el Novio venga a por su iglesia, las bodas del Cordero de Dios.
 
La primera parábola de esta trilogía puso su empeño en la aceptación del Mesías por parte de los publicanos.
La segunda parábola es como una ampliación de la primera, hace más extenso el mensaje del rechazo, incluyendo a los profetas, cuales muchas de sus profecías fueron rechazadas, entendían que el mensaje no era para ellos.

Vamos a la que estamos tratando hoy, en ella encontramos quizás una forma más imperativa, en esta podemos ver cuando se mira en toda su totalidad tres cosas:

- El rechazo del Hijo.
- La destrucción de Jerusalén.
- El juicio al retorno de Cristo de los incrédulos.

Una diferencia entre esta tercera parábola en relación a la segunda es que los siervos que leemos hace referencia al ministerio de los Apóstoles, dejando a un lado el ministerio del Hijo que si se encuentra en la segunda.

En Mt 22: 4-6

Encontramos el rechazo y muerte de los apóstoles, en estos versos se ve claramente el ministerio de los apóstoles y la muerte de la mayoría de ellos.
Dios (el rey) asegura a Israel (los invitados) que todo estaba preparado, (encontramos exhortación para ello en Hch 3: 19-21 por parte de Pedro)

Mt 22:7
LA DESTRUCCION DEL TEMPLO

Si leyéramos a Josefo el historiador, veríamos una detallada descripción de todo ello, pero para situarnos un poco en la historia decir que esta parte se cumple cuando el ejercito romano bajo el mando del general Tito, mató, masacró a más de un  millón de judíos, destruyendo el templo y la ciudad.

Mt 22:8-10

Tenemos el honor de ver y saber las cosas que se han de suceder porque escritas están, en ese sentido somos unos privilegiados y podemos ver como todo se ha ido sucediendo y cumpliendo y tenemos escrito cual será el futuro, nos hace recordar de la segunda parábola que hay un paréntesis hasta el momento en que el Señor se convierta en la Piedra que los desmenuzara, con la culminación de la cosecha hecha por los ángeles al final de la Gran Tribulación cuando el Maestro, Cristo vuelva con poder.

Mt 22: 11-14

Lo primordial para quedarse , para permanecer en la fiesta es un traje apropiado, un traje limpio de pecado, un traje vestido de arrepentimiento y humildad, de alabanza y adoración, ese es el ropaje que Dios reclama, no el que agrada a los que no quisieron acudir a la boda, aunque realmente tampoco estamos descubriendo algo nuevo.

Is 61:10
ahí ya se anunciaba, ya se profetizaba.
y el propio Jesús lo dijo de otra forma en

Mt7: 22-23

Estos obreros o discípulos del mal en muchas ocasiones hablan como verdaderos cristianos, creyentes, pero cuando son enfrentados ante la verdad, es decir ante el Señor, se les encuentra mal vestidos, con trajes rotos y manchados para acudir a las bodas de justicia, las cuales solo se consiguen mediante la fe en Cristo.

Finalmente cuando se habla de que muchos son los llamados pero pocos los escogidos, el mensaje es conciso, los que están preparados para la fiesta sus trajes serán blancos e inmaculados y entraran y los mancillados y manchados serán tirados al fuego y estas últimas personas serán rechazas, no porque Dios no sea un Dios lleno de misericordia, pero han rechazado de forma repetitiva la invitación del Padre, por tanto nadie podrá decir que fue culpa de Dios ellas solas se han condenado.
Jn3.18

Por todo ello nunca nos olvidemos de orar por el pueblo de Israel, por el inconverso, por todos aquellos que aún hoy pueden alcanzar la salvación, sabemos el final pero no el día, quizás mañana es tarde.

 




viernes, 6 de septiembre de 2013

LA PERLA



Antes de comentar y compartir esta pequeña parábola, es necesario decir lo siguiente; si no fuera parte de este hallazgo, tan sublime, tan inmerecido, tan inexplicable don, de ser salv@, por el Mercader que compró mi vida, no sabría como explicar esta diminuta parábola. Es lo único, que no nos dejará solos nunca. Amazing grace = Sublime gracia, que a un pecad@r como yo, alcanzó salvación y fue encontrad@ por el más sublime comprador de tesoros, Jesucristo nuestro amado. ÉL, es el mayor de los tesoros que un hombre puede recibir.
 Perla de gran precio. Mateo 13:45-46
Jesús dijo que el reino de los cielos es," semejante a un mercader que busca buenas perlas, que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía y la compró”.
Como ya he comentado en la anterior parábola, el tesoro escondido, diré dos comentarios que en mi caminar por el evangelio he aprendido.
1- El mercader puede considerar a Cristo que vino a buscar a hombres y mujeres que han aceptado el regalo de la salvación, oyendo el mensaje. En este caso lo compararemos con el caso de los terrenos en las parábolas. Es decir, encontró una buena tierra. Los hombres, o mejor dicho, el ser humano, es el tesoro más grande del mundo.
   -"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su unigénito hijo, para que todo aquel que en Él crea, no se pierda, sino que tenga vida eterna". Juan 3:16- ¿Vendría alguien a salvar y pagar un precio tan alto, sino fuera porque el ser humano vale más que las perlas preciosas ?, es un rotundo no, si el mundo se odia y se mata por unos míseros céntimos, a quien podríamos buscar en esta tierra, que nos valorará tanto, como Jesús lo hace?. Solo un Mercader tan bueno, y que encontró en ti y en mí, un corazón conforme a su corazón, aunque sabemos que no lo merecemos.
2_El mundo en medio de sus banalidades presenta muchas cosas que desea poseer, no importa como, aún corrompiendo sus principios, la moral, los escrúpulos, matando por una perla, traficando con ellas y demás. Como entonces no tener en cuenta un amor tan grande que vino en rescate por ti y por mí, hallándonos,  y a la vez habiéndonos encontrado mutuamente. El hombre ha sido hallado por Cristo, y el hombre encontró a Cristo.... oh que maravilloso encuentro. Dios siempre está en busca del hombre, o mujer.
Dios en busca del hombre a cada segundo de nuestra vida, como es que no queremos abrir el corazón y dárselo, arrebatando así el cielo?
Entre todas las cosas ya nombradas, banalidades, y demás, encontró el hombre lo que buscaba, tener paz, salvación, y ser hijo del dueño del mundo. Con haber hallado semejante perla preciosa, su sed se ha saciado y ahora solo desea con lágrimas, con gozo, hacer la voluntad de Dios.
 Solo una cosa más, si ahora somos del cielo, es necesario vivir como Cristo vivió, soportando las aflicciones, y soportando las tentaciones, porque nos ha dicho la palabra de Dios que, "bienaventurado el varón que resiste la tentación" 
  Recuerda amado lector, que tú, vales más que una perla preciosa, cuídate tú, y yo cuidaré de mi, comunión con Él.
     Tú vales mucho para Dios    


miércoles, 4 de septiembre de 2013

PARÁBOLA DE LA LEVADURA



Mateo 13: 33

 Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado.

Nos habla aquí Jesús de la levadura que, según la definición en cualquier diccionario vemos:

1-   Nombre común por el que se conoce a distintas especies de hongos unicelulares que provocan la fermentación alcohólica de los hidratos de carbono, por lo que se utilizan en la elaboración del pan y de la cerveza.

2-   Sustancia que hace fermentar los cuerpos con los que se mezcla.

Se habla en el versículo con uno de los sinónimos de fermentar; leudar, (Dar fermento [a la masa] con levadura).
Explicado esto vamos a lo que es la enseñanza en si de esta parábola:
Tenemos el reino de los cielos, que somos tod@s y cada uno de los creyentes, su iglesia, teniendo como labor la de mezclarnos con el mundo, igual que la levadura con la harina, para hacerla fermentar, leudar, aumentar su tamaño.
Es fácil, según mi entender, ver el mensaje que se nos da en esta parábola, tenemos que actuar como la mujer de la parábola, poniendo la levadura en la harina.
Levadura (Evangelio) para el resto de personas que todavía no han aceptado al Señor, mezclarnos con ellos y hacerles crecer espiritualmente, predicarles el evangelio hacerles notar que la única y verdadera salvación es la de aceptar a Cristo en sus vidas.
Toda la harina (el mundo) tiene que ser predicada (leudada), por la mujer (nosotr@s) todo el mundo debe conocer el Evangelio.

Marcos 16: 15-16

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

Tenemos que mezclarnos, predicar, que la gente entienda lo que es creer en Jesucristo, lo que significa, todas las bendiciones que encontraran al dar el paso más importante de sus vidas igual que nosotr@s dimos en su día.
Se notan en esta parábola algunas similitudes con la del grano de mostaza, que al igual que la harina mezclada con levadura crece, tanto en una parábola como en la otra el fin es el mismo, el crecimiento o expansión de la Iglesia de Dios.
Llevamos ya la Palabra de Dios en nuestros corazones, debemos estudiarla y aprenderla, debemos conseguir poner estas enseñanzas en practica en nuestra vida diaria, si estamos ya influidos por la Palabra podemos actuar como la mujer, podemos leudar la harina. Jesucristo puso su parte de levadura, también los Apóstoles y hoy en día somos millones los que hemos sido leudados.
Debemos mezclar con la harina buena levadura, levadura salida directamente de la verdadera palabra, sin adulterar, desgraciadamente encontramos a veces levadura adulterada, hace crecer la harina igual que la verdadera y buena pero con un crecimiento alejado de la Palabra, una levadura que conduce a la apostasía.
Cada uno de nosotr@s conocemos la levadura que tenemos y debemos utilizar; Gloria a Dios usemos la buena levadura. 


lunes, 2 de septiembre de 2013

LA RED.



Mat 13:47  Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de toda clase de peces;
Mat 13:48  y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera.
Mat 13:49  Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos,
Mat 13:50  y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes

Esta parábola esta relacionada con la del trigo y la cizaña, según los estudiosos eran parábolas para que los discípulos entendieran bien lo que se pretendía anunciando el Reino de Dios, pero es de gran enseñanza también para nosotros, que a la final para el creyente obediente no deja de ser discípulo del Maestro.

La utilización de comparar el Reino de Dios con una red, es posiblemente por la situación socioeconómica de la época donde había muchos pescadores y estaban familiarizados con los términos y el trabajo.
Así como cuando los pescadores lanzaba la red a la mar , redes grandes y varios hombres las recogían porque pesaban ya que se recogía tanto pez bueno, como muerto, se sentaban en la orilla y los comestibles los dejaban en cestas mientras los muertos los desechaban para tirarlos, así explica el Maestro como vendrá a ser el juicio final, cuando el Señor venga en su segunda venida con poder recogerá su red, vendrá a por su iglesia, por eso debemos entender que no todo el que acude a una congregación es pez comestible, o trigo , vendrá con sus ángeles para hacer ese apartado de lo bueno y de lo malo, la parábola nos dice que los ángeles apartaran a los malos de entre los justos (Dios quiera que en ese día el Señor nos encuentre justos y limpios) y a los malos los echarán en el horno de fuego, al pez muerto, al que aun esta muerto en pecado , al que aún no ha querido aceptar al Señor como su Redentor y seguir sirviendo al pecado .

Queda muy bien reflejado ese día de juicio final en la parábola nos dice a final del siglo, evidentemente no se trata del siglo en el que se puede contar cuando es narrada la parábola, sino que la entendemos en el tiempo en que vendrá el Señor.
De ahí que deberíamos reflexionar cual es nuestra postura ante lo que estamos haciendo como creyentes, y ser buenos discípulos, predicando el evangelio a toda criatura, porque no sabemos en que momento el Señor lanzara la red.